martes, febrero 24

Arte Pop en la actualidad: Shepard Fairey

El diseñador e ilustrador norteamericano Shepard Fairey empezó a ganar notoriedad a finales de los 1980s con una campaña a base de stickers en los que usaba la imagen del luchador y actor francés André el Gigante con la leyenda "André the Giant has a Possé", la cual se propagó por diferentes ciudades de los Estados Unidos y Europa durante la década siguiente.

Fue co-fundador del estudio de diseño BLK/MRKT Inc., el cual se especializaba en técnicas de guerrilla marketing y con la cual trabajó para clientes como Hasbro, Pepsi y Netscape. Para estos últimos Fairey diseño el dinosaurio rojo que aún hoy día es la imagen de la Fundación Mozilla. En el 2003 creó un nuevo estudio de diseño al lado de su esposa, Studio Number One, donde ha trabajado en el diseño de portadas para discos de artistas tan populares como los Black Eyed Peas, The Smashing Pumpkins o Led Zeppelin. También ha realizado posters para cine, como el de Walk the Line.

Sin embargo, a pesar de ese curriculum tan completo y lleno de puntos sobresalientes, Fairey alcanzó fama mundial apenas el año pasado gracias al diseño que hizo para un poster promocional de la campaña presidencial de Barack Obama, identificado por el simple slogan que aparece en el: Hope. Muy pronto la imagen del poster se convirtió en una de las más populares en cualquier medio, adornando toda clase de objetos, desde pancartas y paredes hasta stickers o camisetas, adornando sitios web y foros de discusión por igual.

Recientemente se convirtió en motivo de controversia porque la agencia noticiosa Associated Press (AP) intentó demandar a Fairey por uso inapropiado de material con copyright y buscaban una compensación al respecto. Según la agencia, la foto utilizada como base para su imagen fue tomada por el fotógrafo Mannie García mientras trabajaba en una asignación de la agencia. García cree que los derechos de la imagen pertenecen a él y afirma sentirse orgulloso de la foto y de lo que Fairey hizo con ella. Fairey cree que su trabajo cae dentro de la descripción de fair use y por tanto no hay violación de copyright.

Aparentemente la razón está del lado de Fairey, pues luego de que los abogados de ambas partes intentaran sin éxito llegar a un acuerdo fuera de la corte, Fairey decidió entablar una demanda federal en busca de una declaración judicial de que su trabajo efectivamente queda cubierto bajo las provisiones del fair use y por tanto no infringe el copyright de la agencia AP.

Obviamente la popularidad de la imagen ha resultado en toda clase de homenajes y parodias, siendo mis dos ejemplos favoritos de los primeros la imagen de Charles Darwin alusiva a la evolución (cambio muy gradual), y la imagen de Mr. T creada por nuestro buen amigo, el talentoso ilustrador brasileño Felipe Sobreiro.

Se produjo un error en este gadget.