jueves, enero 17

Equidad de competencia

Oscar Pistorius, un velocista paralímpico de 21 años de edad, ha sido oficialmente excluído de participar en cualquier competencia sancionada por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés). El joven sudafricano había expresado su deseo de competir en los próximos Juegos Olímpicos a celebrarse este año en Beijing, pero en su versión "regular", no en la paralímpica.

En junio del año pasado la IAAF modificó su reglamento de competencia para incluir la prohibición del uso de "cualquier aparato que involucre el uso de resortes, ruedas, o cualquier otro elemento que pueda proporcionar a su usuario una ventaja sobre otro atleta que no utilice un artefacto similar". Muchos criticaron la posición de la IAAF argumentando que se trataba de una modificación realizada con el único propósito de excluir a Pistorius de sus competencias. El organismo negó la acusación afirmando que los constantes avances tecnológicos en la medicina deportiva habían hecho necesaria la adecuación del reglamento sin tratarse de una cuestión personal.

En noviembre pasado la IAAF pidió al profesor alemán Gert-Peter Brueggemann que realizara estudios sobre la prótesis Cheetah, como la que usa Pistorius, para determinar si su uso podría representar una ventaja en competencia. Su estudio reveló que usando esa protesis, un atleta puede alcanzar la misma velocidad que un atleta usando sus piernas pero consumiendo un 25% menos de energía, y el movimiento mecánico generado por las protesis de manera vertical reducía en un 30% el trabajo muscular necesario para levantar el cuerpo. El profesor Brueggemann declaró que él mismo se había sorprendido con los resultados, pues aún cuando esperaba descubrir una ventaja en el uso del Cheetah, no esperaba que esta fuese a ser tan clara. Supongo que existe una razón para haber bautizado a esa protesis con el nombre del animal más rápido sobre la tierra.

Con base en ese estudio, la IAAF resolvió el pasado domingo impedir que Pistorius o cualquier otro atleta con una protesis similar participe en competencias oficiales. Las reacciones a esta prohibición han sido encontradas. Para muchos, se trata de un acto discriminatorio por parte de la IAAF. La carta más fuerte a favor de Pistorius parece ser su historia, desde como sus padres decidieron amputar sus piernas desde pequeño para evitarle más complicaciones físicas al crecer, hasta su sorprenderte historial deportivo lleno de triunfos, lo que le ha ganado la admiración de mucha gente, quienes lo consideran como un ejemplo de alguien que ha podido sobreponerse a las adversidades. Por otro lado, aquellos que apoyan la decisión de la IAAF argumentan que se trata de una determinación justa, pues ningún atleta debiera usar ayudas mecánicas o de cualquier otro tipo para competir.

Personalmente comparto la opinión de quienes prefieren mantener separadas las competencias para atletas con protesis. Me parece que la idea del deporte olímpico, al menos en origen, era la de permitir la competencia entre iguales en las condiciones más justas posibles. Obviamente la diferencia que puede existir desde la alimentación y las condiciones de vida, o las técnicas de entrenamiento y los diferentes niveles de avance en medicina deportiva entre diferentes países hacen que esa igualdad sea apenas existente, pero una cosa es tratar de aprovechar todas las ventajas posibles de manera natural y otra muy diferente buscar apoyo externo. A fin de cuentas, ¿cual es la diferencia entre utilizar una ayuda mecánica o usar alguna ayuda bioquímica -como los esteroides- para buscar tener un mejor desempeño físico? ¿Se puede considerar que un atleta que usa una protesis tiene piernas tan fuertes y eficientes que solo usando hormonas de crecimiento o esteroides se puede competir con él?

Otros aspectos mencionados por los críticos de Pistorius incluyen el hecho de que las protesis son más largas de lo que serían sus piernas naturales, lo que le da una zancada más larga, además de que el sistema flexible de la protesis reduce la presión en las rodillas y la ausencia de músculo representa que no se genere ácido láctico, disminuyendo los efectos del cansancio muscular. En alguna parte leí que alguien sugería adaptar las protesis para reducir su presunta ventaja, pero no se que tan justo sería a la inversa. Creo que mientras se realizan más estudios y se analizan opciones, lo mejor sera mantener las competencias separadas a fin de que quienes usan protesis puedan competir entre pares.
Se produjo un error en este gadget.