martes, enero 29

Escultura de piedra... sin esculpir

El Hotel Crown Plaza, de Liverpool, Inglaterra, está estrenando nueva decoración en el centro de su lobby. Se trata de una estatua de más de 6 metros que nunca fue esculpida. Su autor, Duncan Elliot, renunció hace algunos años al uso de martillo y cincel para crear sus obras, prefiriendo usar rocas de diferentes tamaños y formas para armar sus esculturas. La pieza en cuestión se titula Fallen Angel (Angel Caído) y representa a Lucifer al momento de ser expulsado del cielo. Está formado por 300 rocas, las cuales están unidas alrededor de un esqueleto hecho con cables de acero, el cual queda completamente oculto debajo de las piedras. La roca más grande es la que se encuentra en su abdomen y tiene un peso de 90 kg, en tanto que las más pequeñas son las que representan sus uñas, con un peso menor a un gramo cada una.

Elliot es un escultor y artista plástico originario de Bristol. Estudió en la Academia de Arte Bath, en el Politécnico de Leeds y en el Colegio Goldsmiths de Londres y actualmente tienen un estudio en una granja en las colinas Mendip, en Somerset, lugar donde construyó la escultura. En los últimos siete años Elliot ha elaborado más de 60 esculturas utilizando ésta técnica, pero nunca había hecho nada tan grande como Fallen Angel.

La mayoría de las rocas que utilizó en su elaboración fueron halladas en las colinas Mendips, pero muchas otras fueron halladas durante viajes de búsqueda por todo Europa, y todas y cada una de ellas fueron transportadas personalmente por Elliot, ya fuera en una mochila o en una maleta rodante. Su construcción llevó más de tres años trabajando 17 horas al día seis días a la semana, y el costo en materiales y trabajo suma unos US$50,000.

Vía The Daily Mail

Se produjo un error en este gadget.