viernes, septiembre 5

Bill Gates y Jerry Seinfeld anuncian... algo

Hace algunas semanas que se hizo el anuncio de que Microsoft invertiría 300 millones de dólares en una campaña publicitaria encaminada a mejorar la imagen de la compañía y revitalizar la reputación de su muy criticado sistema operativo Vista. La imagen de Microsoft se ha visto severamente dañada en los últimos años por una combinación de productos que no cumplen con las expectativas de los usuarios y la agresiva campaña de Apple donde se compara a los usuarios de Mac con los de Windows a través de dos personajes que representan las características de ambos tipos de computadora.

Desde un principio me pareció que una campaña publicitaria multimedia no era la mejor forma de lidiar con los problemas del gigante informático, pues si un producto o servicio no es lo que la gente espera, no habrá forma alguna de convencer al consumidor de que en realidad éste no es tan malo, menos aún si se deja pasar más un año y medio desde el lanzamiento del producto en cuestión antes de iniciar la campaña de saneación de imagen. Si era necesario crearse una presencia publicitaria para intentar contrarrestar el excelente trabajo de Apple en ese frente, pero no pueden basar toda su estrategia en pura publicidad. Después vino el anunció de que Jerry Seinfeld sería el encargado de lanzar la campaña, apareciendo al lado de Bill Gates en el primer comercial de tv de la misma. Y ese me parece otro error.

Aclaremos algo. Soy fan de Jerry Seinfeld, y me parece que su sitcom es uno de los mejores programas de comedia jamás producidos en América... pero eso fue hace algunos años. Desde el fin de su show Jerry ha mantenido un perfil más bien bajo y con presentaciones esporádicas en algunos escenarios, pero sin lograr el mismo impacto que hace 10 o 15 años. Claro que con el rumorado salario de 10 millones que percibiría por su trabajo en esta campaña, cualquiera sale del retiro. Digo, eso alcanza para algunos Porsches, ¿no? Segundo problema. Seinfeld participó hace diez años en un comercial de Apple, y en el departamento en que vivía en el programa tenía una Mac. Incluso podría decirse que Jerry Seinfeld fue el prototipo del Mac Guy desde que iniciara esa exitosa campaña publicitaria de Apple.

Y luego viene el comercial en si.


No sé que decir. Se me antojó un churro. Sentí curiosidad sobre los zapatos "El Conquistador". Incluso me imaginé como podrían existir computadoras comestibles sin que perdiesen su funcionalidad. Pero definitivamente no sentí ningún deseo de cambiar mi instalación de Linux Ubuntu o una necesidad de convencer a mis jefes de que es necesario actualizar todos los equipos a Vista y olvidarnos del obsoleto e inutil XP. El comercial tampoco sirvió para mejorar mi percepción de Windows o convencerme de que no son la empresa anclada en el pasado que creo que son. ¿Como podría haber hecho eso si está protagonizado por dos personas que tuvieron su mayor éxito hace varios años y desde entonces viven de él? Curioso que utilicen a dos glorias del pasado para hablar de un futuro "delicioso".

En fin, ojalá que el resto de la campaña tenga otro enfoque, pues de otro modo no servirá más que para reforzar la imagen de Microsoft como una compañía que prefiere despilfarrar dinero intentando convencer al público de que el pasado es perfecto y no hay nada malo con el status quo, que trabajando para mejorar el mañana. Hay partes de Microsoft que realmente son buenas y han desarrollado productos y servicios si no innovadores o revolucionarios al menos progresivos y funcionales. ¿Por qué no enfocarse en ellos en lugar de seguir mirando atrás? Los amigos/colegas de Jerry Seinfeld deben sentirse desilusionados...
Se produjo un error en este gadget.