miércoles, enero 11

Microsoft: Irresponsabilidad y Censura

El año no ha tenido un buen comienzo para Microsoft. Los últimos días del 2005 se descubrió una vulnerabilidad en el sistema de imágenes de Windows conocido como Windows Metafiles (WMF). Esta vulnerabilidad permite la instalación de diferentes troyanos con el sólo hecho de abrir una imagen en formato WMF. Usuarios de Opera o Firefox tienen la ventaja de que reciben una ventana de diálogo para confirmar si desean abrir o descargar el archivo en cuestión, en tanto que Internet Explorer lo abre o instala sin preguntar al usuario.

A pesar de tratarse de una amenaza de alto riesgo, voceros de Microsoft informaron el lunes pasad0 (2 de Enero) que no habría ningún parche de seguridad de emergencia para atender el problema, sino que este sería liberado junto con las actualizaciones y parches acostumbrados cada segundo martes de mes, es decir, ayer, 10 de Enero. Esta decisión de minimizar el problema fue altamente criticada y llevó a que varias empresas de seguridad hicieran algo nunca visto: recomendar a los usuarios y administradores de sistemas descargar un parche no oficial desarrollado por una compañía ajena a Microsoft.

Ilfak Guilfanov, un reconocido desarrollador, creo el parche y lo puso disponible en su sitio, donde estuvo disponible hasta el jueves, cuando Microsoft finalmente liberó el parche oficial, el cual puede ser descargado del sitio de MS. De acuerdo con su boletín de seguridad, pensaban liberar el parche hasta el día 10 para completar las pruebas de calidad y compatibilidad del mismo, pero debido a que "terminaron antes las pruebas", decidieron adelantar su salida. Y la mala publicidad que estaban recibiendo no tuvo nada que ver. Seguro.

Por si eso no fuera suficiente, el emporio informático se vió envuelto la semana pasada en un problema de libertad de expresión. Fate había escrito anteriormente sobre las restrictivas políticas del gobierno chino en relación al internet y posteriormente yo mismo reporté sobre las nuevas regulaciones puestas a andar a mediados del año pasado. En Julio un artículo del Financial Times reveló que un algoritmo filtraba algunas palabras para que no pudiesen ser utilizadas en el portal chino de la compañía, aunque aparentemente sólo era aplicado a la página principal. Algunas de las palabras bloqueadas eran "manifestación", "movimiento democrático" e "independencia taiwanesa". De manera entendible, Microsoft publicó un comunicado en el que explicaba que la compañía se sometía a las leyes y regulaciones de cada país en el cual operaba.

Microsoft ofrece un servicio gratuito de blogs llamado Spaces, del cual escribí hace casi un año mencionando sus limitantes condiciones de uso y mecanismos de censura, pero parece ser que esta ya llegó a nuevos niveles.

Según reporta en su blog Rebecca MacKinnon, una periodista ex-corresponsal de CNN en China, Microsoft cerró el blog de Zhao Ying, también conocido como Michael Anti, un reportero del New York Times con residencia en Beijing, unos días después de que este hiciera una extensa cobertura de los cambios en el staff editorial del Beijing News ocasionados por presión gubernamental.

Si bien resulta entendible que Microsoft no tenga intención de tensar su relación con el gobierno chino (hay que recordar que China ofrece el mercado potencial más grande del mundo en lo que a usuarios de internet), resulta preocupante que la compañía haya decidido retirar el blog de Anti por su cuenta (como parece haber sucedido dado que no puede ser leído ni siquiera fuera de China) antes de que el gobierno chino les pidiera tomar cualquier acción. Incluso Robert Scoble, un reconocido bloguero que trabaja para Microsoft, escribió al respecto disgustado por la situación, aunque un par de días después suavizó su postura mientras indagaba el otro lado de la historia, aunque entre el Consumer Electronics Show y MacWorld parece haber abandonado el asunto.

Si de algún modo Anti estuviese quebrantando la ley, sería entendible que su blog fuese borrado, pero todo indica que su único crimen fue intentar hacer periodismo de investigación en un país que no tolera que sus ciudadanos piensen o tengan ideas diferentes a las del gobierno. Resulta triste pensar que Microsoft lo haya borrado sólo por tratar de quedar bien con el gobierno chino.

Por otro lado, Anti ha resumido su actividad en la blogósfera tras reactivar su blog (en chino) en Blog City, donde también hay disponible una versión en inglés. Ojalá y pronto el gobierno chino se dé cuenta de que no puede seguir actuando como en la antigüedad y encerrarse tras un muro, especialmente tomando en cuenta lo mucho que depende su economía de las exportaciones y el trato comercial con otros países.
Se produjo un error en este gadget.