jueves, noviembre 4

Internet en Chino

China ha permanecido como un misterio cultural para los occidentales hasta hace poco, pero ha nadie le sorprende -en este hemisferio por lo menos- que el gobierno chino tenga políticas muy estrictas respecto al acceso de información y sobre lo que se divulga o no entre su población. Siendo el país más poblado del globo y con sus antecedentes comunistas, es obvio que se apliquen tećnicas terriblemente restrictivas para evitar levantamientos en la población por descontento.

¿Entonces cómo funciona el Internet en China?

Bueno, los chinos fueron uno de los últimos países que contaron con acceso público al Internet, y todo lo que los cibernautas nipones orientales ven en su navegador es filtrado y escudriñado por la policía censora. Los chinos no pueden entrar a sitios Web o enviar correos electrónicos en los que se maneje información relacionada a política, economía, sexo, violencia, y varios otros rubros que podían "contaminar la mente de los ciudadanos". No les es posible entrar a sitios con dominios .gob o .gov ni tener correos en servidores fuera del país, como los que otorga Hotmail o Yahoo!.

Hace algunos meses salió a la luz que Google retiraba sus oficinas de China debido a acusaciones de que se le pidió filtrar algunos resultados en el buscador, que era utilizado para entrar a páginas prohibidas utilizando su caché, así como que la población utilizaba la herramienta de traducción de Google para leer textos prohibidos. De la misma forma, el gobierno Chino bloqueó el sistema de noticias de Google e incluso llegó a bloquear completamente el acceso al sitio, aunque no hay versiones oficiales al respecto por ninguna de las dos partes. Finalmente todo el asunto se resolvió de forma amistosa.

¿Qué tanto control puede tener el gobierno en una situación ante la que sus ciudadanos exigen el servicio? Bueno, China ha clausurado más de 8,600 cibercafés durante los dos últimos meses debido a que teme que la Red de Redes pueda corromper las mentes de sus jóvenes.

Las últimas redadas de cafés Internet sin licencia empezaron en febrero después de que las autoridades advirtieron que los cibercafés pueden afectar "la salud mental de los adolescentes" al mismo tiempo que "propagan información poco sana". Como parte de un intento de las autoridades chinas para proteger a los jóvenes, también se ha prohibido la operación de cafés Internet en áreas residenciales o a menos de 200 metros de escuelas primarias, secundarias o preparatorias. De la misma forma, las regulaciones chinas han prohibido el uso de blogs públicos.

Esto me hace recordar las olas de violencia que produjo la prohibición de licor en Chicago en la década de 1920 en los Estados Unidos, y como esta medida produjo la creación de mafias y sindicatos que se enriquecían ilicitamente con alcohol de poca o nula calidad mientras que los enfrentamientos entre policías y capos (o entre los mismos capos) siempre entregaban más muertos que otra cosa.

Bueno, hace un par de semanas catorce personas fueron acuchilladas en un café Internet en China por un par de adolecentes. La mayoría de estas personas recibieron heridas en la espalda y la cara, y de acuerdo al Beijing Time una mujer se encontraba en condición grave. La policía ha detenido a algunos sospechosos, pero no ha realizado ningún arresto.

Tristemente este tipo de violencia no es nueva. En mayo el personal de un cibercafe renunció después de que fueron asaltados y golpeados por una pandilla de 16 adolescentes que fueron expulsados del cibercafé. Los empleados del café fueron golpeados con palos y extinguidores antes de destrozar el local. Poco antes, dos empleados de cibercafés fueron asesinados por una pandilla de diez hombres por una discusión sobre el uso de las computadoras.

Vamos, lo he dicho muchísimas veces: el Internet es un medio de comunicación, y es imposible esperar que la gente común permita que se le controle el acceso a la información, que es un derecho natural de cualquier ser humano. Al existir represión, siempre habrá oposición, es una ley natural.

Por otro lado, China está impulsando un modelo de adopción de software libre basado en GNU/Linux para sacudirse el pesado monopolio de Microsoft de su economía, y con la adopción de software libre también se adopta su filosofía y forma de trabajo basadas en compartir de forma abierta y transparente. Ojalá China pueda seguir el paso a través de la brecha digital.
Se produjo un error en este gadget.