sábado, noviembre 5

Sony y su Sucia Guerra contra la Piratería

¿Hasta dónde puede llegar una compañía para proteger su Propiedad Intelectual?

Esa es una pregunta que muchos nos hemos hecho en los últimos días luego de que se diera a conocer la manera en que funciona el más reciente dispositivo DRM de Sony, XCP (Extended Copy Protection) desarrollado por la firma First 4 Internet. Resulta ser que algunos de los CDs más recientes del consorcio Sony/BMG, "protegidos" con el sistema XCP, hacen algo más que impedir que se copien los discos.

Mark Russinovich, programador y experto en seguridad de la firma SysInternals, descubrió que un disco comprado recientemente instaló en su computadora -sin su autorización-, software destinado a monitorear y bloquear algunas funciones de su reproductor de CDs. Y no sólo lo instaló, sino que lo hizo mediante un rootkit, herramienta utilizada por muchos autores de virus y malware para esconder las huellas de su trabajo. El software instalado consume recursos del CPU aún cuando no se esté utilizando el disco que lo instaló, lo cual puede hacer más lento el funcionamiento del equipo. Aún cuando el rootkit no es inherentemente dañino, representa una potencial amenaza de seguridad, ya que puede ser utilizado por otros programas, virus y spyware incluídos, para esconderse dentro de cualquier equipo que lo tenga instalado. Russinovich detalló su hallazgo en su blog el pasado lunes.

SysInternals ofrece en su sitio una herramienta freeware para detectar rootkits.

Un usuario promedio -suponiendo que consiga detectar el software en cuestión- no puede desinstalar este software sin deshabilitar otras funciones de su equipo -empezando por el acceso a su unidad de CD- ya que este no viene con un desinstalador. Sony ofrece instrucciones para removerlo, pero estas no están disponibles para el público en general; es necesario contactar al departamento de atención a clientes de la compañía y solicitar dichas instrucciones.

El hallazgo de Russinovich generó toda clase de reacciones. Otras firmas de seguridad confirmaron su evaluación y el potencial hueco de seguridad provocado por el rootkit en cuestión. Voceros de First 4 Internet afirmaron rápidamente que el riesgo no existía porque trabajan en conjunto con empresas como Norton y McAfee, pero un par de días después Sony puso a disposición de sus clientes un parche de seguridad que ayudaría a remover el rootkit. El problema es que, de acuerdo con otros analistas, como Edward Felten, ponen en duda las verdaderas intenciones del "rootkit remover", de Sony. A través de una entrada en su blog, Freedom to Tinker, Felten afrima que el supuesto parche de seguridad sólo elimina la capacidad de estos archivos para esconderse y actualiza todos los componentes del DRM original, además de instalar más archivos. Sin que Sony o First 4 Internet aclaren que es lo que están haciendo en los equipos de sus clientes.

Las reacciones entre los consumidores han sido más enérgicas. En los últimos días se ha iniciado una campaña informal para boycotear a Sony en Amazon. Más de 50 usuarios recomiendan no comprar el más reciente disco de Van Zant, "Get Right with the Man" -que fue el disco adquirido por Russinovich-. Los comentarios van desde advertir sobre las características del DRM incluído en el disco hasta recomendaciones para no adquirir ningún producto de Sony. Algunos analistas no encuentran descabellada la posibilidad de que más usuarios decidan olvidarse de comprar CDs y dediquen su atención a las descargas ilegales vía BitTorrent o P2P.

Tal vez Sony fue demasiado lejos esta vez en su afán de proteger sus intereses. Cabe recordar que Sony tiene una posición única en el debate entre los propietarios de contenidos y los derechos del consumidor, dado que están involucrados en la generación de contenidos -discos y películas- y en la comercialización de dispositivos de reproducción para los mismos. ¿Qué podría detener a la compañía si decidiera incluir esta clase de programas en sus dispositivos? ¿Cómo puede un usuario estar seguro de que el XCP no viene precargado en su Vaio? ¿O de que su CD Walkman o reproductor de MP3 no venga equipado con herramientas similares?

Sería irónico que Sony, quien junto con Philips creara el formato de CD de música hace más de veinte años, fuera la compañía responsable de dar el primer paso para acabar con el formato.

Se produjo un error en este gadget.