miércoles, mayo 27

Cine Independiente: Colin

El progreso tecnológico está haciendo que cada vez sea más fácil y barato realizar actividades de expresión creativa que antes resultaban prohibitivas para la mayoría de la gente, y el cine ha sido uno de los medios donde más notoria se ha hecho esta "democratización". Los festivales de cine independiente han crecido y se han multiplicado, y los casos de películas de bajo presupuesto que se convierten en éxitos internacionales ya no son tan escasos como hace algunos años, pero creo que el caso del británico Marc Price podría sorprender incluso a Robert Rodríguez (El Mariachi) y a Daniel Myrick y Eduardo Sánchez (The Blair Witch Project) con lo modesto del costo de Colin, su debut como director: US$70.

Además del debut de Price como guionista y director, Colin es la primera película de Nowhere Fast Productions. Protagonizada por Alastair Kirton, Colin intenta una aproximación diferente al cine de zombies al contar su historia completamente desde el punto de vista de los muertos vivientes. Aquí está el avance en su versión más reciente.


Las redes sociales de internet jugaron un papel importante en la realización de la película, pues Price utilizó Facebook y MySpace para solicitar voluntarios al grito de "¿Quién quiere ser un zombie?". La filosofía básica ante la falta de presupuesto fue "traigan su propio material", lo que le consiguió cincuenta zombies equipados y maquillados, algunos de ellos de manera profesional. Tal vez lo más curioso del asunto sea el descubrir en que gastaron Price y su equipo de trabajo -conformado únicamente por amigos y voluntarios- los setenta dólares: Compró una palanca de las llamadas "pata de cabra", un par de cintas adhesivas, y algo de té y café, "para mantener contentos a los zombies".


Colin se estrenó el pasado fin de semana en el Festival Internacional de Cine de Cannes y obtuvo toda clase de críticas positivas tanto de medios especializados como del público en general.

Según parece Nowhere Fast Productions ya tiene casi cerrado un trato con una distribuidora japonesa, y varios estudios y distribuidoras estadunidenses han manifestado interés en encargarse de su distribución y promoción en el continente americano. Ojalá ese sea el caso y pronto podamos ver esta película en las pantallas de algún cine cercano.
Se produjo un error en este gadget.