lunes, noviembre 14

¿Quien quiere su propia Isla del Tesoro?

Si a alguien le interesa y tiene unos 7 millones de dólares que desee invertir en una aventura, esta puede ser su oportunidad.

Oak Island, hogar del Foso del Dinero y con una superficie de casi 60 hectáreas, se encuentra frente a la costa Este de Nueva Escocia, Canadá, y desde hace más de doscientos años ha estado en la mente de los cazadores de tesoros. El famoso "Foso del Dinero", fue descubierto en 1795 por Daniel McGinnis, quien notó un extraño parche de terreno anormalmente plano justo bajo las ramas de uno de los robles que dan nombre a la isla (Oak Island - Isla del Roble). Tras iniciar una excavación descubrió una cama de piedras y más abajo capas de ramas y yerbas, lo cual interpretó como una indicación de que el hoyo y su relleno eran trabajo de seres humanos.

Las especulaciones sobre el contenido del Foso han cubierto todos los extremos en estos doscientos años. Desde el tesoro de un pirata hasta el Santo Grial, desde las riquezas de los Templarios hasta los manuscritos de Shakespeare; sea cual sea el contenido (si es que hay alguno) del Foso, este ha permanecido elusivo durante dos siglos. Aparentemente el Foso se inunda con agua de mar e impide profundizar más en las excavaciones.

Los actuales propietarios de la isla, Dan Blankenship y David Tobias, han trabajado en la isla desde los 60s, dilapidando millones en el proyecto mientras han revelado algunas pistas del misterio. Sin embargo, para sorpresa de aquellos que siguen los sucesos en la isla, han anunciado su intención de ponerla en venta. La Sociedad Turística de Oak Island ha hecho un llamado a las autoridades de Nueva Escocia y Canadá para que adquieran la isla a fin de explotar su potencial como atracción turística, pero el gobierno parece no estar interesado en el anuncio.

La revista de investigación Skeptikal Inquirer publicó hace algunos años un extenso reportaje sobre la Isla, el Foso y el supuesto Tesoro, el cual puede ser leído (en inglés) aquí. Sus conclusiones son que el Foso es de origen natural y que todas las supuestas trampas y obstáculos que contiene son casi seguramente accidentes, o un elaborado truco publicitario para atraer atención hacia la isla. En fin. De todos modos no me parecía atractivo el clima de Nueva Escocia.

Y si, esto también lo encontré en BoingBoing.
Se produjo un error en este gadget.