martes, diciembre 6

El Proyecto Lucifer

"I [Lucifer] am the flame that burns in every heart of man,
and in the core of every star. I am Life, and the giver of Life,
yet therefore is the knowledge of me the knowledge of death..."

-Aleister Crowley, The Book of the Law. *


¿Nunca se han imaginado lo que sería vivir fuera de nuestro planeta? ¿En alguna estación espacial o en alguna colonia establecida en la Luna o en algún planeta? Yo si.

Los autores de Ciencia Ficción de hace algunas décadas gustaban de jugar con la idea del hombre expandiendo su civilización más allá de los límites de nuestro mundo. El cine y la TV se han alimentado de esas historias y han recreado mundos y civilizaciones derivadas de la nuestra, como un reflejo de lo que podría llegar a ser.

Pero la realidad nos ha quedado a deber. Recuerdo haber leído a principios del 2000 un ensayo de Warren Ellis en el que reflexionaba sobre lo que era la vida en el futuro. Es decir, nuestro presente, porque vivimos en el futuro, ¿cierto? Llegamos al año 2000 y nos encontramos a mitad de la primera década del siglo XXI. No hay autos voladores ni ciudades automatizadas, las máquinas no nos han reemplazado, pero tampoco hacen todo por nosotros. Puede no ser lo que queríamos ni tampoco lo que esperábamos pero es lo que tenemos.

Así que da gusto enterarse de que no hemos bajado los brazos y aún existen soñadores que creen posible establecer asentamientos humanos fuera de la Tierra.

Milton William Cooper, un ex-oficial de Inteligencia Naval de los EEUU, lucutor de radio y autor de varios libros, denunció en su libro Behold a Pale Horse, publicado en 1991, que el gobierno de los EEUU, a través de la NASA, pretendía detonar en 1999 un artefacto en Júpiter con el fin de ocasionar una reacción en cadena para convertir al gigante gaseoso en una pequeña estrella, un segundo Sol para nuestro sistema planetario. Cooper bautiza a la teórica estrella como Lucifer. La explosión se daría después de que la sonda Galileo, una vez culminada su misión, fuera intencionalmente estrellada contra Júpiter.

Aún cuando puede sonar como una idea descabellada, existe un fundamento científico para ella. Arthur C. Clark, el reconocido autor de Ciencia Ficción "dura", plantea un escenario similar en su novela 2010, que es secuela a su bestseller 2001, A Space Odissey. Al final de 2010, una reacción en cadena convierte a Júpiter en una estrella que es bautizada como Lucifer, aún cuando ese "bautizo" es omitido en la adaptación fílmica de la novela.

Galileo si fue estrellada contra Júpiter, no en Diciembre de 1999 sino en Septiembre de 2003, pero la reacción en cadena no ocurrió. Sin embargo, algunas semanas después de que la sonda entró en la atmósfera del planeta, varios astrónomos detectaron una anomalía en las proximidades del ecuador, justo donde cayó la sonda. ¿Acaso se trató simplemente de una prueba de la NASA para calcular la posibilidad real de crear una estrella? Eso es al menos lo que piensan Cooper y sus allegados.

Ahora postulan que tal vez el plan sea llevado a cabo cuando la sonda Cassini, actualmente en órbita alrededor de Saturno, sea a su vez lanzada al interior de dicho planeta en Julio de 2008. De llevarse a cabo el plan y convertir a Saturno en una pequeña estrella, tal vez sería posible pensar seriamente en Titán, la luna más grande de Saturno, como una alternativa viable para establecer una colonia con seres humanos. Se puede leer un texto mucho más completo al respecto (en inglés) aquí.

Suena como una fantasía improbable, pero lo mismo pensábamos hace algunos años de la clonación o de operaciones tan complejas como un transplante facial.

Lo que resulta preocupante es que no hay modo de saber cuales serían las consecuencias de crear otra estrella dentro del Sistema Solar. Y tanto como me encanta la posibilidad de que algún día pueda haber humanos habitando otros mundos considero que sería una estupidez correr un riesgo de semejantes dimensiones.

Ahora, hay que tomar en cuenta que Cooper no es necesariamente una fuente confiable, ya que en ciertos círculos tiene muy mala reputación, incluiyendo a muchos fanáticos de las teorías de conspiración, quienes lo consideran un lunático, un showman, o un agente de desinformación.

Habrá que esperar, pues como suele suceder, el tiempo y la historia pondrán a cada quien en su lugar.

*"Yo [Lucifer] soy la llama que arde en el corazón de cada hombre
y en el núcleo de cada estrella. Soy la Vida y el dador de Vida,
y por tanto conocerme a mi es conocer la muerte..."
- Aleister Crowley, El Libro de la Ley.
Se produjo un error en este gadget.