jueves, agosto 12

Más Sobre la Radio Noticiosa

En las mismas frecuencias donde se transmite De Una a Tres pasa también La Red, de Cinco a Nueve, emisión conducida por Guadalupe Juárez y Jorge Berry. Se trata de un programa bastante disparejo. En algunos momentos la interacción entre sus locutores llega a ser de un gran nivel, recordando incluso a los mejores momentos de la mancuerna Solórzano - Aristegui. Pero en otras simplemente no hay forma de que logren hacer fluir el programa. Poco ayuda el hecho de que el señor Berry se ausente del programa cada tercer día. Pero lo que realmente impide que el programa, innecesariamente largo por cierto, fluya de manera adecuada son las secciones complementarias.

Los deportes, a cargo de Ricardo Mar, no son más que una sucesión de notas sin orden o estructura alguna. Comentarios tendenciosos de Mar y sus corresponsales no ayudan, y si rematamos con la evidente falta de conocimientos de algunos deportes que manifiestan los responsables de la sección nos topamos con un enorme desperdicio de tiempo al aire. Y esto en una participación dividida arbitrariamente en tres partes a lo largo del programa. Y finalmente, los espectáculos. ¿Es necesario que un noticiero tenga una sección de veinte minutos de espectáculos? O peor aún, ¿una sección de chismes y notas sin sentido disfrazada de sección de espectáculos? Yo creo que no. Sin embargo Joanna Vega dedica la mayor parte de su sección a hablar de la vida personal de algunas "celebridades" de la farándula nacional. Con una dicción que da pena ajena, un afán por mostrar su falta de cultura general y una tendencia a reportar cualquier rumor sobre cine o televisión como noticia, la señorita Vega parece más a gusto cuando habla de los más recientes chismes relacionados con las estrellas de telenovela o los ex-integrantes de Big Brother. Entre ambas secciones se encargan de llenar de paja al auditorio por casi una hora.

Y para rematar,el día de ayer fue realmente penoso. Con bombo y platillo Berry anunciaba una entrevista exclusiva de una hora con el jefe de gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador. Supuestamente dedicarían media hora a hablar sobre el proceso de desafuero y el supuesto complot y la otra media hora a hablar sobre la problemática de la ciudad. Supuestamente, porque en realidad no sucedió así. La primera media hora prácticamente cedieron el micrófono a López Obrador para que expusiera su versión en el asunto del proceso de desafuero sin apenas cuestionarlo. Y en la segunda mitad simplemente fue darle un espacio para que enumerara todo el trabajo que está realizando. Por si fuera poco, quince minutos antes de finalizar la entrevista recibieron una llamada de Francisco Uribe, uno de los principales ejecutivos de Grupo Radio Centro, quien prontamente cedió la palabra a Juan Francisco Ealy Ortíz, director de El Universal. Ealy Ortiz simplemente sirvió de palero a AMLO, haciéndole una serie de preguntas diseñadas para el lucimiento del jefe de gobierno. Realmente penoso. Sin mencionar además irresponsable si tomamos en cuenta que se trata de un noticiero nacional, dedicar una hora para el lucimiento de la cabeza de gobierno de la ciudad.

Por un momentos incluso pensé que podría tratarse de la primera emisión de Andrés Manuel Contigo, Andrés Manuel en Vivo. Justo cuando pensábamos que la Era del Chayote había quedado atrás.
Se produjo un error en este gadget.