lunes, marzo 5

Chevrolet Volt - ¿El futuro de los autos eléctricos?

Este post se me estaba empezando a quedar rezagado.

Hace un par de meses, General Motors presentó un auto concepto con tecnología híbrida, es decir, un auto que contiene dos motores, uno de combustión y uno eléctrico. El Chevrolet Volt es un auto para cuatro personas y cuenta con una batería de ion/litio que le da una autonomía de 60 km en condiciones de tráfico urbano. La batería se puede conectar a un enchufe doméstico de 110 V y le toma unas seis horas cargarse por completo, y en caso de ser necesario, cuenta con un motor turbo de tres cilindros que puede generar electricidad adicional para incrementar la autonomía del auto. Ese motor puede ser de gasolina o diesel y tiene un consumo de 4.7 litros por cada 100 km. En palabras de Robert Lutz, Vicepresidente de GM:
"El Chevrolet Volt es un nuevo tipo de vehículo eléctrico. Elimina el problema de la autonomía y ofrece espacio para sus ocupantes su equipaje. Puede ascender una pendiente o conectar el aire acondicionado sin preocuparse. Si se vive en un radio de 50 km del lugar donde se trabaja (alrededor de un recorrido de ida y vuelta de 100 km) y recarga el vehículo cada día, al regresar a casa o mientras trabaja, obtendrá un consumo de 1,6 litros de gasolina cada 100 km. Más de la mitad de los norteamericanos viven en un radio de unos 30 kilómetros de donde trabajan (lo que supone un recorrido diario de unos 60 km). En este caso, no gastará una gota de gasolina en la vida del coche".
Suena bien, ¿verdad? El único problema es que el Volt es, como mencioné líneas arriba, un auto concepto, lo que significa que para fines prácticos, el auto no existe. Aparentemente no existe aún la tecnología necesaria para desarrollar la batería requerida por el auto a un costo razonable y mientras no haya baterías el Volt no podrá producirse en serie para salir al mercado. Tal vez Scott Adams, creador de Dilbert, lo resume mejor en una entrada en su blog:
GM espera algún día hallar el modo de fabricar una gran batería para el auto, hacerlo de una manera económica y con la esperanza de que todo el proyecto consiga ahorrar más energía de la que consuma, o de no ser posible, rogar porque nadie pregunte que tanta energía se utiliza durante la producción de los autos.
En ese mismo texto aprovecha para burlarse de la idea de los autos concepto y se imagina como funciona el departamento correspondiente en las compañías automotrices:
Eso se oye más fácil que construir carros de verdad. Yo soy la clase de sujeto que no duraría mucho en ese departamento. En las juntas yo empezaría "Podemos decir que el auto volará en cuanto descubramos como construir un mecanismo anti-gravitacional que cueste unos centavos" Todos se quedarían quietos y en silencio mirándome. Entonces yo diría, "Y debería ser invisible e indestructible, y no usar nada de energía". Todos seguirían callados y algunos se agitarían nerviosamente. Y entonces yo diría, "¿Cual es su problema? ¿¿¿Acaso no saben lo que es un auto concepto???"
Y la verdad es que tiene razón en al menos un punto. Encuentro particularmente curioso que el trabajo formal en el proyecto del Volt diera inicio hace aproximadamente un año, apenas unas semanas después del anuncio del lanzamiento del Tesla Roadster desarrollado por Tesla Motors en colaboración con Lotus. El Tesla es un auto deportivo de lujo con una velocidad máxima de 130 km/hr y cuenta con una batería de ion/litio que tiene una autonomía de 400 km. Fue presentado de manera oficial el 19 de julio del 2006 y la preventa hasta hace unas semanas ascendía a 325 autos, los cuales se espera serán entregados durante el otoño de este año.

También cabe recordar que General Motors produjo entre 1996 y 1999 el primer modelo de auto eléctrico producido en serie, el EV1, el cual era ofrecido en renta y fue retirado del mercado debido a presiones de la industria petrolera, lo que provocó que todos los autos fuesen retirados y destruídos, tal y como se cuenta en el documental Who Killed the Electric Car? (¿Quién Mató al Coche Eléctrico?), estrenado en los EEUU el año pasado, del cual pueden ver el avance en YouTube. Una de las razones que citaban voceros de la empresa fue que el auto no solo no generaba ganancias a la compañía, sino que representaba fuertes pérdidas económicas, aún cuando el proceso de investigación y desarrollo fue parcialmente subsidiado por la administración del entonces Presidente, Bill Clinton.

Ojalá que la iniciativa de desarrollar vehículos más amables con el medio ambiente sea por una preocupación real acedrca de las emisiones contaminantes y no se trate simplemente de un movimiento mediático de parte de algunas compañías para generar simpatía entre los consumidores. El petróleo no será para siempre y si las cosas siguen como hasta ahora, nuestro planeta tampoco.

Más detalles sobre el Chevrolet Volt en Terra (en español), en MSNBC (en inglés), y en American Inventor Spot (en inglés). En Motoradictos hay varias fotos del auto tomadas en el Salón de Detroit, y en nuestros archivos hay una entrada dedicada al Wrightspeed X1, otro roadster deportivo con motor eléctrico.
Se produjo un error en este gadget.