viernes, abril 14

En busca del trasero perfecto

Siendo semana santa, tuve la tentación de escribir un poco acerca del Evangelio de Judas, las ámpulas que está ocasionando en la iglesia, y mi opinión al respecto. Pero opté por mejor dedicar este espacio a algo más interesante -o, al menos, más entretenido-. Baste con recomendar la extensa y meticulosa explicación del mencionado evangelio que hace Gabriel en Capitán Quasar, o referir a la entrada en Wikipedia, tanto en inglés como en español, las cuales están siendo actualizadas de manera constante.

Sin duda una de las interrogantes que durante siglos han intrigado a la humanidad es:
¿Cual es el trasero perfecto?
Hasta ahora no había una respuesta satisfactoria, pero la ciencia del siglo XXI demuestra una vez más que ningún obstáculo es demasiado grande cuando se trata de resolver interrogantes existenciales.

David Holmes, afamado conferencista de Psicología de la Manchester Metropolitan University, en Inglaterra, ha desarrollado una fórmula que finalmente podría darnos la respuesta a tan importante cuestionamiento:

(S+C) x (B+F)/T = V

Los factores que integran la ecuación son: forma, simetría, firmeza y rebotabilidad. S es la forma general del trasero, C representa la proporción esférica de los glúteos, B mide la definición muscular y rebote en tanto que F es la firmeza. La T mide la textura de la piel y la presencia de celulitis, y la V es determinada por la proporción cadera/cintura.

Holmes pidió a 2000 mujeres británicas que calificasen sus traseros de acuerdo a una escala de puntuación de 1 a 5. Los puntos son integrados a la fórmula, con aquellos resultados más cercanos a 80 siendo los que rayaban el ideal. De acuerdo con el Dr. Holmes, el perfecto trasero femenino "es firme al tacto y tiene una resistencia similar que evita temblores o rebotes excesivos, pero tiene una apariencia suave con piel tersa." Y añadió, "unos muslos firmes y una proporción cintura/cadera de 0.7 enmarcarían al trasero perfectamente".

El estudio del Dr. Holmes también reveló que mujeres y hombres tienden a valorar de manera diferente los atributos del trasero femenino. Los hombres tienen predilección por traseros más firmes y simétricos, con Kylie Minogue siendo un ejemplo frecuente, en tanto que las mujeres parecen tener preferencia por glúteos mas grandes y redondeados, como los de Jennifer Lopez.

En fin, creo que pese al valioso esfuerzo del Dr. Holmes, la búsqueda continúa. No nos queda más remedio que seguir observando y evaluando -las cosas que uno debe hacer en nombre de la ciencia-, aunque para el Dr. Holmes puede quedar la satisfacción de equiparar su estudio a otras joyas de la investigación contemporánea, como los estudios sobre el impacto de la cerveza en la apreciación estética, o la búsqueda de la explicación para los misterios del pan tostado. Quien sabe, tal vez hasta pudiese hacerse acreedor a una nominación a los Ig Nobel.

Hallado vía Good Morning Silicon Valley.
Nota completa del Sunday Times.
Se produjo un error en este gadget.