martes, noviembre 15

Necedades Religiosas

Hace algunas semanas escribí sobre un meteorólogo que afirmaba que el huracán Katrina era de origen artificial y había sido un ataque perpetrado contra los EEUU. Ahora, de acuerdo con el ex-candidato presidencial Republicano Pat Robertson, resulta que en realidad estos fenómenos naturales son actos de venganza de parte de Dios.

El martes pasado, en el pueblo de Dover, Pennsylvania, se llevó a cabo una elección para renovar el Consejo Escolar local. Los ocho miembros actuales del Consejo ganaron notoriedad hace algunos meses al promover una declaración a favor de la enseñanza de la teoría del Diseño Inteligente en las escuelas de la localidad. Todos ellos perdieron en su intento de reelegirse dentro del Consejo en la elección del martes.

Robertson, fundador de la Coalición Cristiana y de la Christian Broadcasting Network transmite su programa "The 700 Club" desde Virginia, y se estima que tiene una audiencia cercana al millón de espectadores diarios, además de contar con retransmisiones a otros países y con traducciones a varios idiomas. Durante el programa del jueves, haciendo referencia al resultado de la votación en Dover, Robertson dijo:

"Hay algo que quisiera decirle a los buenos ciudadanos de Dover: si hay un desastre en su área, no busquen a Dios, pues ya lo rechazaron en su ciudad. Y cuando empiecen los problema, si estos empiezan, no se pregunten porque El no les ha ayudado. No estoy diciendo que vaya a haber problemas, pero si los hay, recuerden que acaban de votar para sacar a Dios de su ciudad. Y siendo ese el caso, no pidan Su ayuda porque puede ser que El ya no esté ahí."

Aparentemente el Sr. Robertson tiene alguna línea directa con Dios (¿compartirá la de Bush?) y es por ello que puede adelantar su molestia ante la situación en Dover. En 1998, en relación a las crecientes comunidades de homosexuales y transexuales en la zona, advirtió a la gente de Orlando, Florida que un desastre, presumiblemente un huracán, se encargaría de purificar su pérfida ciudad.

¿Cómo es posible que aún se sorprendan de que el Cristianismo esté perdiendo adeptos cuando sus voceros más influyentes no cesan de caracterizar a su Dios como un ser voluble, berrinchudo, rencoroso y vengativo?

Y sólo para que vean que el Sr. Robertson no es alguien obsesionado con los temas religiosos, hace un par de meses había hecho un llamado a las autoridades norteamericanas a considerar la conveniencia de asesinar al Presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Definitivamente, nada como el desinteresado amor fraternal de un buen cristiano.
Se produjo un error en este gadget.