miércoles, noviembre 8

El Laberinto del Fauno

Hace algún tiempo que no teníamos una entrada dedicada al cine, y que mejor para revivir esa añeja tradición que dedicarle un poco de espacio a la más reciente obra del realizador tapatío Guillermo del Toro.

El Laberinto del Fauno es una co-producción México-España que llega a los cines precedida de un arrollador éxito en el pasado Festival de Cannes, donde una renuente audiencia fue seducida por el extraordinario trabajo de Del Toro.

En El Laberinto del Fauno Del Toro retoma algunos elementos temáticos de El Espinazo del Diablo, tales como la orfandad y el fin de la inocencia en medio de la guerra civil española, pero en esta ocasión logra explorarlos más a fondo en una excelente mezcla de fantasía y drama.

Ofelia, una niña de 12 años cuya madre ha contraído segundas nupcias con un estricto y despiadado militar franquista, tiene que lidiar con el fin de la infancia al confrontar la cruel realidad del mundo que la rodea, al tiempo que se aferra a el último rincón de la fantasía en su cabeza. Pero más allá de tratarse de una película sobre el proceso de maduración de una niña, El Laberinto del Fauno resulta ser una bien lograda historia de fantasía encerrada dentro de un drama.

El desempeño actoral del elenco, combinado con el talento y habilidad de Del Toro y su equipo para crear mundos y criaturas fantásticas de un modo creíble, hacen de El Laberinto del Fauno una de las más gratificantes experiencias cinematográficas, una fantasía creada para adultos de una manera inteligente y poco condescendiente, que por momentos resulta brutal sin por ello dejar de ser una hermosa pieza de arte.

Sin duda se trata de la mejor película a la fecha de Guillermo Del Toro, y ya que no hay nada más que pueda agregar sin involucrar mencionar partes de la historia, les recomiendo que vayan a verla y después, si gustan, lean mis comentarios más a fondo en Get Out of My Head.
Se produjo un error en este gadget.