sábado, abril 10

DINOSAURIOS

No, no se espanten, no pienso hablar de política.

Hace algunos días me topé con una nota en la revista Dia Siete de El Universal (no pregunten, estaba en mi casa) que me llamó la atención. En ella se explica que algunos hallazgos recientes parecen haber echado por Tierra la aceptada teoría de que los dinosaurios se extinguieron a consecuencia de las repercusiones del impacto de un meteorito en la península de Yucatán. Hallazgos recientes, claro, si tomamos en cuenta la única fuente citada por el autor de dicho “artículo”, Juan José Olivares Villegas. Se trata de un libro titulado “The Rise and Fall of the Dinosaurs” de Joseph Wallace, publicado en 1987 por Gallery Books.

El artículo está lleno de información y datos suministrados a medias, además de que presenta conjeturas basado en hallazgos posteriores a la aparición del libro que cita como fuente. Al menos resultó incentivo suficiente para navegar un poco en la red en busca de más información. Al final de este texto están las direcciones de las páginas más completas que hallé. Si alguien desea más información o ahondar en los puntos expuestos a continuación, estos serían los sitios perfectos para empezar. Todos ellos están en inglés. Sin embargo, cuento con traducciones que hice de algunos de los textos que me parecieron más relevantes. Por cuestiones de espacio decidí no incluirlos aquí pero si a alguien le interesa con todo gusto se los puedo enviar via e-mail.

Y en cuanto a Dia Siete, tras echarle una ojeada al resto de la revista sólo puedo decir que es bueno saber que la revista es regalada al comprar El Universal los domingos. Sería una verdadera afrenta que se atreviesen a cobrar por ella.

***********************************************************************************
La hipótesis del meteorito asesino es conocida como la Teoría Alvarez, pues fue postulada por Luis y Walter Alvarez, científicos de la Universidad de Berkeley en California. A continuación un breve recuento.

Hace 65 millones de años se extinguieron de la faz de la Tierra la gran mayoría de los dinosaurios además de varias otras especies tanto animales como vegetales. Esta extinción masiva se conoce como la Extinción K-T, ya que se dió entre el final del periodo Cretácico y el inicio de la Era Terciaria.

En 1980 el Físico Luis Alvarez y su hijo Walter, Geólogo, postularon que el impacto de un enorme meteorito en la superficie de nuestro planeta había sido responsable de la desaparición de más del 70 % de las especies tanto vegetales como animales existentes en nuestro planeta hace 65 millones de años. Basaban su hipótesis en el descubrimiento de altas concentraciones de iridio en los depósitos de arcilla que separan las rocas de los periodos Cretácico y Terciario. El iridio es un raro elemento metálico, y de acuerdo con la Teoría Alvarez, esas altas concentraciones sólo podían ser explicadas como de origen extraterrestre, es decir, traídas a nuestro mundo por un cometa o meteorito rico en dicho mineral. La colisión de este cuerpo celeste contra nuestro planeta habría provocado una liberación de materia flotante a la atmósfera, bloqueando la luz del Sol y hundiendo a la Tierra en un largo invierno glacial. En 1991 se descubrió en Yucatán un enorme cráter, el Chixculub, el cual coincidía con los cálculos geológicos de la Teoría Alvarez. Por tanto, no podía más que tratarse de la huella del asesino, un asteroide de entre 9 y 15 km de diámetro.

Se han hallado evidencias de otros cuerpos celestes que se estrellaron con nuestro planeta en la misma época, lo cual apoyaría el postulado de los Alvarez. El más notorio de éstos hallazgos es el Cráter Shiva, el cual se encuentra debajo del Mar Arábigo cerca de las costas de la India y del que se especula fue formado por un meteorito de unos 40km de diámetro. Estos hallazgos parecen haber reforzado la teoría del asesino extraterrestre, afirmando que no se trato de un sólo cuerpo celeste, sino de una lluvia de meteoritos, echando así por tierra la hipótesis del asesino solitario. Y conste que no estamos hablando de política.

Del mismo modo, algunos geólogos han encontrado evidencia mineral que pondría el impacto de Yucatán al menos unos 300,000 mil años antes de la Extinción K-T. Entonces, ¿qué fue lo que realmente acabó con los dinosaurios? Las teorías abundan. Las siguientes son algunas de las más populares.

Algunos mamíferos de la época convirtieron los huevos de dinosaurio en la base de sus dietas.

La constante caída de cuerpos celestes en nuestro planeta afectó la composición química de la atmósfera, permitiendo el paso de mayores cantidades de radiación ultravioleta.

Los movimientos tectónicos del periodo provocaron la liberación de grandes yacimientos submarinos de metano a la atmósfera.

La alta actividad volcánica de la época liberó grandes cantidades de ácido sulfúrico, y esto, además de la consecuente lluvia ácida, ayudó a disminuir la temperatura del planeta.

El descenso en la temperatura también pudo haber sido provocado por cambios en la órbita terrestre.

Una supernova cercana a nuestra galaxia baño a nuestro planeta de fuertes dosis de radiación al estallar.

Némesis, la estrella gemela del Sol, cruzó con la órbita de nuestro planeta, provocando que material de la mítica Nube de Oort cayese en nuestro mundo.

O tal vez no hubo una sola causa para su desaparición. Tal vez una combinación de dos o más factores fueron responsables de la Extinción K-T. Algunos investigadores señalan que la mayoría de la gente habla únicamente de la extinción de los saurios, olvidando que también desaparecieron muchas especies marinas y una gran variedad de especies vegetales.

En fin, hipótesis sobran. Probarlas, cuando no imposible resulta muy difícil. Tal vez nunca lo sabremos a ciencia cierta, pero es un hecho que el tema sigue siendo motivo de fascinación para neófitos y científicos por igual.

Curiosamente me topé con esta nota justo cuando estoy a media lectura de la novela “Jurassic Park”, de Michael Crichton, la cual, por cierto, es muy superior a la adaptación fílmica dirigida por Steven Spielberg.

http://www.enchantedlearning.com/subjects/dinosaurs/
http://www.ucmp.berkeley.edu/diapsids/dinobuzz.html
http://web.ukonline.co.uk/a.buckley/dino.htm
http://unmuseum.mus.pa.us/deaddino.htm

Ah, y otra cosa. Acabo de recordar que Neil Gaiman ofrece, a manera de broma, otra teoría dentro de una historia corta disponible en su sitio. Especialmente recomendada para los fans de Lovecraft.

http://www.neilgaiman.com/exclusive/essay07.asp
Se produjo un error en este gadget.