jueves, noviembre 29

Gatorade

Después de la nota del día de ayer sobre la muerte del Dr. Cade, se me ocurrió que sería interesante hablar un poco sobre la historia del Gatorade.

En 1965, mientras Cade trabajaba en la Universidad de Florida, el antiguo coach del equipo de futbol americano de la escuela, Dwayne Douglas, se acercó a él para formularle una simple pregunta: ¿por qué algunos jugadores no podían orinar después de un partido? La investigación que Cade realizó a partir de esa pregunta arrojó como resultado que algunos jugadores pueden perder, durante las tres horas en que se realiza un partido, hasta 8 kilos de peso, de los cuales hasta un 90% son agua. El volumen de plasma decrecía en un 7% y el volumen sanguíneo en un 5%, además del sodio y cloruro excretados con el sudor.

Armados con esa información, Cade y su equipo de investigadores prepararon una bebida para que los jugadores la ingiriesen durante las pausas del partido. La bebida tenía muy mal sabor, así que le agregaron azúcar y jugo de limón. La bebida comenzó a utilizarse entre los jugadores de primer año, pues Ray Graves, el coach del equipo principal, no quería arriesgar a sus jugadores hasta no estar seguro de la eficacia de la bebida. Una vez que se convenció de que en verdad funcionaba la bebida pasó a ser una parte importante del desempeño de sus jugadores y fue en esa época cuando fue informalmente bautizada como Gatorade, producto de fusionar gator (lagarto, en inglés), que era la mascota de la escuela, y lemonade (limonada). Los Gators pronto se hicieron de fama por tener mejor rendimiento que sus rivales en la segunda mitad de los partidos.

En 1967, luego de una victoria sobre los Yellowjackets de Georgia Tech en el Orange Bowl, el coach de los vencidos declaró a la prensa que el hecho de que ellos no contaran con Gatorade había marcado una diferencia en el juego. Un año más tarde Gatorade fue introducido al deporte profesional gracias a la amistad existente entre el coach Graves y Hank Stram, entrenador en jefe de los Jefes de Kansas City. Cuando los Jefes ganaron el Superbowl en 1969, muchos de los jugadores atribuyeron parte de su éxito a la cada vez más popular bebida rehidratante.

Existe cierta controversia respecto a la forma en que se empezó a comercializar el producto, pues según algunas versiones, el Dr. Cade ofreció a la Universidad de Florida registrar la patente de la bebida a nombre de la institución, pero las autoridades de la escuela se rehusaron a aceptar. Sin embargo, cuando Cade llegó a un acuerdo económico con Stokely-Van Camp, Inc, una empresa dedicada a la venta de frutas y verduras enlatadas, y empezó a vender exitosamente el producto en diferentes ciudades de los Estados Unidos, la Universidad los demandó, exigiendo la totalidad de los derechos de la bebida. En 1973 Cade y S-VC alcanzaron un acuerdo fuera de la corte con la Universidad y nadie volvió a mencionar el tema. En 1983 S-VC fue adquirida por la Quaker Oatmeal Company, misma que a su vez fue adquirida en 2001 por PepsiCo Inc, quien se interesó en la compra precisamente por lo que representaba hacerse con la propiedad de Gatorade.

El crecimiento de la marca en estos treinta y tantos años es digno de mencionar. De 1973 a la fecha, Gatorade ha generado más de 150 millones de dólares por concepto de regalías a la Universidad de Florida y sus ventas anuales representan el 80% del consumo de bebidas deportivas en los Estados Unidos. Cuando era de uso exclusivo de la UF existía en dos sabores, limón y naranja, cuando se empezó a distribuir comercialmente se ampliaron los sabores a 4 y actualmente existe una variedad de más de 50 sabores diferentes alrededor del mundo.

Finalmente, no quiero concluir este texto sin mencionar un detalle que si no es irónico al menos debería catalogar como una cruel broma del destino, pues el Dr. Cade, quien como fisiólogo y médico fue el primer investigador de la UF en lo referente al funcionamiento de los riñones y el sistema urinario, falleció a causa de una insuficiencia renal.
Se produjo un error en este gadget.