jueves, abril 5

Agua bendita... para beber?

Eso es precisamente lo que una compañía del Condado de San Joaquin, California, ha lanzado a la venta con el nombre de "Holy Drinking Water." Las botellas contienen agua purificada similar a la que ofrecen muchas otras marcas en el mercado, con la única diferencia de que algún cura o pastor, normalmente católico o anglicano, les ha dado su bendición. La compañía espera muy pronto poder ofrecer agua con bendiciones de otras iglesias.

Si eso no fuese suficientemente ridículo, he aquí la advertencia que aparece en la etiqueta:
"Warning to sinners: If you are a sinner or evil in nature, this product may cause burning, intense heat, sweating, skin irritations, rashes, itchiness, vomiting, bloodshot and watery eyes, pale skin color, and oral irritations."
es decir:
"Advertencia a los pecadores: Si eres un pecador o de naturaleza malvada, este producto puede causar quemaduras, intenso calor, sudor, irritación en la piel, erupciones, comezón, vómito, ojos rojos o vidriosos, palidez en la piel e irritación oral."



No sé ustedes, pero si una botella de agua se anuncia con esos posibles efectos secundarios, yo no la bebería. O tal vez si. Apuesto al que el Departamento o Secretaria de Salud de cualquier país estaría muy interesada en revisar los ingredientes de el "agua" y que más de un abogado estaría dispuesto a llevar el caso ante una corte. Y eso no lo estoy poniendo como una sugerencia, ¿ok?

Aunque si alguien decide tomarme la palabra no haré el desdén a ninguna compensación.
Se produjo un error en este gadget.