jueves, julio 31

Timeline (Rescate en el Tiempo)

Rescate en el Tiempo (Timeline), es la más reciente novela de Michael Crichton en ser adaptada al cine. En este caso quiero hablar de la novela, tomando en cuenta que la película aún no ha sido estrenada. La película es dirigida por Richard Donner y actúan Paul Walker, Gerard Butler, David Thewlis y Frances O'Connor.

Timeline cuenta la historia de un grupo de historiadores de Yale que están trabajando en las ruinas de un castillo medieval a las orillas del río Dordogne, en Francia, quienes se ven envueltos en la más grande aventura de sus vidas al tener que viajar al pasado para rescatar al líder de su excavación, el profesor Edward Johnson, quien ha quedado atrapado en el siglo XIII.

Esto pudiese sonar ridículo e inverosímil, pero no es así. Su trabajo arqueológico está patrocinado por ITC, una corporación involucrada en el desarrollo de tecnología cuántica. Esta corporación es dirigida por Robert Khoniger, un brillante físico que después de habese vuelto rico con sus compañías anteriores desapareció de la atención pública para dedicarse de manera discreta a hacer de ITC una compañía líder en investigación de nuevas tecnologías sin atraer la atención ni de los medios ni del público en general.

El misterio que desencadena los eventos que llevarán a su eventual viaje en el tiempo empieza con la aparición de un anciano en medio del desierto a más de treinta kilómetros de cualquier asentamiento humano. Este hombre es hallado por un matrimonio que está buscando una reservación navaja pero decide volver a la civilización para llevar al hombre a un hospital. Durante el camino el hombre pasa la mayor parte del tiempo dormido, pero cada vez que despierta sólo balbucea incoherencias. Al llegar al pueblo de Gallup, en Arizona, es inmediatamente admitido en el hospital donde tras no encontrar ninguna identificación le hacen una serie de resonancias magnéticas antes de decidir que tratamiento administrarle. A pesar de haberlo encontrado en medio de la nada y sin haber un auto en las cercanías, a todo mundo le resulta curioso que el hombre no presente quemaduras ni signos de insolación. Más curioso aún resulta el hecho de que las puntas de sus dedos se encuentren moradas por la falta de circulación, casi como si las tuviera congeladas.

Un policía del lugar empieza a realizar indagaciones. El único objeto hallado cerca del hombre fue un pequeño cuadrado de material cerámico con un pequeño botón en un costado y las siglas del fabricante en el reverso. ITC. Este pequeño objeto, junto con una hoja encontrada en el bolsillo de el hombre, son las únicas pistas para averiguar que hacía él en medio del desierto. La hoja es una especie de diagrama que sólo tiene una anotación al pie: mon. ste. mere. La mujer de la pareja que lo halló, una arquitecto, identifica el diagrama como el esquema de una iglesia o monasterio. Tras consultar con el padre de la iglesia local este le confirma que es en efecto el diagrama de una iglesia, y que la anotación en el es una abreviatura de Monasterie de Sainte Mere, que sería el nombre en francés para Monasterio de la Santa Madre. Además le confirma que no existe ningún monasterio con ese nombre. Un rato después logra confirmar la identidad del anciano. Se trata de un reconocido físico cuántico que fue reportado como desaparecido por sus empleadores. ITC.

En tanto, una reportera que ha hecho indagaciones sobre las actividades de ITC, despierta la curiosidad de el profesor Johnson, quien empieza a sospechar que la compañía pretende convertir el sitio de sus investigaciones en un parque de diversiones y decide realizar una visita a las instalaciones de la compañía, en Black Rock, Arizona. Al día siguiente se reporta con su gente en el lugar de las excavaciones para informarles que estará incomunicado un par de días. Al día siguiente el equipo encuentra una cámara subterránea debajo de un monasterio – sí, las ruinas de Sainte Mere – y hacen un descubrimiento espeluznante. En medio de de un grupo de documentos de los monjes encuentran una inscripción, en claro inglés contemporáneo pidiendo ayuda. La lingüista y calígrafa de el equipo identifica la nota de auxilio como perteneciente al profesor. Sin embargo eso no puede ser posible porque de acuerdo con las pruebas la nota data de mediados de el siglo XIII.

Para añadir al misterio encuentran uno de los lentes de las gafas del profesor en el mismo sitio. Acto seguido intentan comunicarse con el profesor, pero no les es posible localizarlo. Más tarde André Marek, el segundo al mando del grupo, recibe una llamada de ITC, en la cual le piden que reúna a tres miembros de su equipo y se trasladen a París, donde los espera el avión de la compañía para llevarlos a Arizona. Durante el vuelo conocen a Gordon, vicepresidente de ITC, quien les informa del trabajo de la compañía en tecnología cuántica, el multiverso, y la posibilidad de visitar el pasado. Después procede a explicarles que el profesor les pidió una demostración pero al parecer algo salió mal pues no regresó. Ahora ellos tienen que viajar al pasado, buscar al profesor, y regresar al presente. Y todo en menos de 37 horas.

Lo que sigue es una extraordinaria historia de aventuras en el más puro estilo Crichton. Un torneo medieval, vengativos caballeros, una manipuladora doncella y una alta dosis de intrigas políticas. Y uno que otro homenaje a Un Yanqui en la Corte del Rey Arturo, de Mark Twain. Quizás el más grande atributo de Crichton, y posiblemente la principal causa de el éxito de sus novelas es el balance entre la información que provee al lector y el ritmo narrativo que mantiene. El único otro autor capaz de proveer tanta información en su trabajo logrando que ésta sea parte integral de su historia es Tom Clancy. O lo que es lo mismo, al leer una novela de estos autores uno consigue, en dosis similares, entretenimiento y aprendizaje.

Rescate en el tiempo ó Timeline puede ser hallado fácilmente en cualquier librería en su formato pocket a un precio bastante accesible. Ahora sólo esperemos que Hollywood haya logrado captar la esencia de la novela para su adaptación cinematográfica.
Se produjo un error en este gadget.