lunes, abril 26

Requiem por Radioactivo

El pasado 2 de abril dejó de transmitir Radioactivo 98.5. La estación, misma que transmitía desde hacía 11 años en la frecuencia de 98.5 Mhtz en FM cesó operaciones tras anunciar que los directivos de Grupo Imagen habían decidido que era el momento de buscar una nueva dirección para la emisora. De este modo desaparece el último reducto del rock en la radio capitalina, así como una de las pocas propuestas de radio juvenil que se producían en nuestro país.

Los rumores sobre que pasaría con la frecuencia han sido muchos y muy variados. Las especulaciones iban desde afirmar que se trataba de una broma del equipo de la estación (lo cual había sucedido al menos en una ocasión) para irse de vacaciones, hasta afirmar que desde el día siguiente habría programación nueva en la estación. Los días se empezaron a suceder sin que se presentase ninguna notificación. Aún hoy al sintonizar el radio en el 98.5 pareciera que uno se hubiera topado con una estación fantasma. La programación sigue dentro de la misma línea y géneros a que estábamos habituados, pero la ausencia de locutores o promocionales de la estación provoca una extraña sensación de abandono.

Apenas pasado el escándalo de la separación de InfoRed, compañía propiedad de José Gutierrez Vivó, de Grupo Radio Centro, la cual llevó a un reacomodo en las emisiones noticiosas de diferentes radiodifusoras del país y propiciando, entre otras cosas, la desaparición de Best FM (y con ella la de una de las pocas propuestas frescas en lo referente a noticieros, La Mesa de la Verdad), Olegario Vázquez Raña, dueño de Grupo Imagen, la empresa madre de Radioactivo, tomó la determinación de descontinuar el formato musical juvenil que presentaba la misma desde hacía once años.

Vázquez Raña ha declarado que es su intención hacer de Grupo Imagen una de las principales ofertas noticiosas en el ya de por si saturado rubro de la radio hablada en nuestro país. Además de Imagen 90.5 en la Cd. De México y sus múltiples repetidoras en el interior del país, Grupo Imagen contaba con Radioactivo, también en la capital, y con Super Stereo en Guadalajara. La decisión del día 1o de Abril y dada a conocer al día siguiente afecta a ambas emisoras, ya que las dos se convertirán en ofertas noticiosas. De acuerdo con Vázquez Raña lo que diferenciará a estas dos emisoras de Imagen 90.5 es que mientras ésta busca la creación de un perfil nacional y con cobertura internacional, las otrora estaciones juveniles buscarán desarrollar un perfil local, centrándose en noticias de la entidad en que son emitidas.

Del mismo modo Vázquez Raña se ha negado a hacer un anuncio oficial sobre quien quedará a cargo de manejar ambas frecuencias alegando que aún faltan acuerdos y contratos por filmar, y se limitó a afirmar que será hasta Mayo cuando inicié la nueva programación de 98.5. En el caso de Super Stereo, la emisora mantendrá su actual formato por algunos meses más, pues al parecer desean primero evaluar los resultados obtenidos por 98.5 en la Cd. De México antes de realizar los ajustes correspondientes en su emisora tapatía.

Lo triste de esta situación es que el cambio no se dé ni siquiera tratando de lograr mejores ratings. A fin de cuentas la radio es un negocio y los concesionarios deben hacer lo que esté en sus manos para mejorar sus ingresos. Pero en esta ocasión se trata de una decisión tomada únicamente con fines políticos. A tres años de haberse dado la alternancia en el poder, es evidente que los medios juegan un papel muy importante en lo que será el camino a las próximas elecciones. Y los espacios noticiosos sin duda serán una pieza fundamental para el resultado de dicha contienda. Evidentemente lo que busca Vázquez Raña es fortalecer y posicionar a Grupo Imagen como uno de los protagonistas en el camino al 2006. O dicho de otro modo, más que dinero, está buscando poder. Y se entiende. Después de todo, en donde hay poder, el dinero llega sólo.

Así pues, sólo resta agradecer a Radioactivo por haber sido parte del soundtrack de nuestras vidas los últimos once años. Gracias a José Alvarez, Arturo López Gavito, Esteban Silva, Julio Muñiz, Edgar David Aguilera, José Enrique Fernández, Martín Hernández, Erich Martino, Raúl David Vázquez “Rulo”, Francisco “Sopitas” Alanis, Julio Martinez, Cha!, Olallo Rubio, Fernanda Tapia, Roberto Muñoz “El Warpig”, Jordi Soler, el Reverend, Luis Roberto Márquez “El Boy”, Ricardo Zamora, y demás colaboradores de la estación. Gracias por once años de compartir sus ideas, sueños y desvaríos con una generación de radioescuchas. Gracias por habernos provisto con una dosis de frescura, irreverencia y contracorriente en medio de la pobre oferta mediática de nuestro país. Pero muy especialmente, gracias por haber mantenido durante todos estos años un espacio abierto a diferentes propuestas musicales.

Personalmente yo empecé a escuchar 98.5 algunos meses antes de que adoptase el nombre de Radioactivo, cuando inició sus transmisiones bajo el mote de Dial FM. Por más de once años el 98 ½ dotó de un fondo musical a mis actividades cotidianas. Once años en los que aprendí mucho sobre diversos géneros musicales. Once años en que los autopromos y sátiras de la estación me hicieron reir pero también pensar. No todos esos años fueron buenos. Hubo muchos altibajos, pero en el balance final creo que salen bien librados. De uno u otro modo Radioactivo ha sido una parte de mi vida y me ha acompañado en momentos importantes, así que será extrañada. Ahora sólo resta mirar hacia adelante y esperar a la nueva generación de comunicadores que decidan ir contra la corriente en medio de la prefabricada producción nacional. Ojalá no pase mucho tiempo antes de que surja el espacio que permita a esa nueva generación expresarse, protestar, reír y soñar del mismo modo que la nuestra tuvo a Rock 101 y a Radioactivo. La radio será un sombrío lugar si no es así.
Se produjo un error en este gadget.