domingo, octubre 30

Paranoia y Leyendas Urbanas

Hace algunos días un supuesto e-mail de la oficina guatemalteca de la Interpol puso en alerta a la Agencia Federal de Investigación (AFI) y a varias Procuradurías de Justicia Estatales sobre la presunta presencia de miembros de una pandilla guatemalteca en territorio mexicano.

Dicha pandilla, conocida como Los Sangre, tendría como rito de iniciación hacer que los prospectos a nuevos miembros salgan a conducir de noche con las luces apagadas. Si algún otro vehículo les hace un cambio de luces o cualquier otra señal para advertirles sobre sus faros apagados, deben seguir al vehículo en cuestión y matar a todos sus ocupantes. De acuerdo con el comunicado recibido, este rito se llevaría a cabo en diferentes avenidas y carreteras de México durante los dos fines de semanas previos a las celebraciones de Día de Muertos. El pasado fin de semana no se registró ningún incidente pero aún así se desplegó un operativo en el DF y el Estado de México involucrando a más de 35,000 efectivos policiacos de ambas entidades.

Ahora, en relación a la existencia de la pandilla en cuestión, todo apunta a que se trata de un engaño, una simple leyenda urbana. De acuerdo con Snopes.com (en inglés), un sitio dedicado a documentar leyendas urbanas, la idea de una pandilla que utiliza los homicidios con las luces apagadas como rito de iniciación puede ser rastreada hasta 1993, cuando se difundió ampliamente en los EEUU a través de fax y correo electrónico. Y al parecer existe material anecdótico que data de 1984, cuando dichas acciones fueron atribuidas a la pandilla de motociclistas Hell's Angels. El mito mutó y se propagó, con e-mails apareciendo en forma de cadenas por toda la Unión Americana e incluso en Inglaterra, donde la advertencia era atribuida como proveniente del cuerpo de ambulancias de ese país. El mismo sitio cuenta ya con una actualización donde se señala a México como la sede del más reciente resurgimiento del mito. También señalan esta leyenda como uno de los puntos importantes en la trama de la película Urban Legend (2000).

Las autoridades en nuestro país ya han hecho declaraciones en relación a la casi segura falsedad de esta amenaza, aunque señalan que se mantendrán alerta para prevenir cualquier clase de incidentes. Funcionarios de la PGR y la AFI han señalado que aún cuando sea poco probable la existencia de la mencionada pandilla es necesario estar alerta para prevenir accidentes ocasionados por el pánico, o incluso la posible aparición de imitadores que pudieran tomar la leyenda como inspiración. Los operativos en varias entidades incluirán el detener a vehículos que circulen con las luces apagadas para someterlos a una revisión -¿no sería prudente hacer esto último siempre y no sólo como parte de un operativo?- a fin de evitar pánico o psicosis en la población.

De acuerdo con Genaro García Luna, director de la AFI, la dependencia recibió un comunicado de la Interpol guatemalteca, en el cual se disculpan por la advertencia señalando que se trata de una broma redistribuida por error. Al parecer alguien se infiltró en su sistema y distribuyó la alerta entre los directores de la corporación, quienes reaccionaron reenviando la advertencia a otras dependencias en la zona. Sin duda resulta preocupante la idea de que la Policía Internacional pueda ser tan vulnerable a ser manipulada de una manera tan fácil. La nota de El Universal, con actualizaciones, puede ser leída aquí.
Se produjo un error en este gadget.