domingo, noviembre 9

Bowling for Columbine

Bowling for Columbine
Escrito y Dirigido por Michael Moore

Rara es la ocasión de poder ver documentales en exhibición en las salas cinematográficas de nuestro país, pero la controversia causada tras los abucheos de un sector del público durante la pasada entrega de los premios Oscar cuando se anunció que el premio para el mejor documental del año era para Bowling for Columbine, de Michael Moore, aunado a la postura crítica del realizador respecto a la política exterior del presidente George W. Bush parece haber generado suficiente expectación para que las distribuidoras decidieran estrenar en las pantallas de México éste que es ya el documental más taquillero en la historia del cine mundial.

En esta cinta Moore busca entender cual es la causa de la gran cantidad de muertes por arma de fuego en los Estados Unidos, particularmente las que involucran a jovenes y niños y los tiroteos en las escuelas. El título de la película (Jugando Boliche por Columbine) viene de el que quizás sea el caso más famoso de esta clase de incidentes, la Masacre de Columbine. El 20 de abril de 1999. Dylan Klebold y Eric Harris, alumnos de la escuela preparatoria Columbine, en Littleton, Colorado, irrumpieron en la cafetería de su escuela con armas semiautomáticas, asesinando a varios jovenes y dejando heridos a muchos más. Tras aterrorizar durante varios minutos a sus compañeros procedieron a la biblioteca, donde un rato más tarde se suicidaron. Ese mismo dia por la mañana habían ido a jugar a los bolos en el boliche de la localidad.

Moore construye su documental de una manera sumamente inteligente, combinando entrevistas con secuencias armadas de recortes noticiosos, todos ellos debidamente insertados a partir de una frase en una entrevista. Por ejemplo, un empleado de nivel ejecutivo de la Lockheed-Martin, el mayor fabricante de misiles balísticos en el mundo y cuya planta principal se encuentra a las afueras de Littleton, afirma que el no ve que relación puede haber entre el trabajo de Lockheed-Martin y las violentas tendencias de los jovenes de la localidad, ya que ellos solamente fabrican armamento de defensa y nada que pudiera ser usado para agredir a alguien más. Esto es seguido por una cronología que muestra todas las intervenciones militares de los Estados Unidos en territorio extranjero de 1950 a nuestros días. Y en cierto momento nos presenta una breve historia animada de los Estados Unidos usando como hilo argumental lo que parece ser la más probable causa de la predisposición norteamericana a la violencia: El miedo. Este se convierte en uno de los temas centrales del documental cuando entrevista a Barry Glassner, autor del libro “A Culture of Fear”. Juntos repasan algunas de las condiciones socio-históricas que dieron lugar al palpable estado de paranoia que parece imperar permanentemente sobre la sociedad norteamericana.

La mayoría de las entrevistas son sumamente reveladoras. Descubrimos, por ejemplo, que Trey Parker y Matt Stone, los creadores de la controvertida serie animada South Park, son nativos de Littleton e incluso atendieron a la preparatoria Columbine. De hecho, muchas de las críticas que realizan en South Park en referencia a un pequeño pueblo lleno de limitaciones y traumas, activistas ultraderechistas e hipócritas, estan basadas en sus experiencias personales creciendo en Littleton. Nos encontramos también con que Marilyn Manson es algo más que una pose, es un artista inteligente que sabe entender su entorno y usarlo para generar reacciones, convirtiendose en uno de los más grandes Showman de nuestros tiempos. Y no podemos dejar de mencionar la entrevista con Charlton Heston, Presidente Honorario de la National Rifle Association, quien realizó algunas presentaciones personales en un Rally que buscaba evitar que se legislara un control de armas más estricto. Esto provoco un resentimiento personal en Moore contra Heston, ya que este tuvo el mal gusto de presentarse en Littleton unos cuantos dias después del tiroteo en Columbine, y en Flint una semana tras el asesinato de la niña.

Y no todas las entrevistas son a gente famosa. Moore inicia el corto mostrando una de las tantas formas estúpidas en que se puede conseguir un arma en los Estados Unidos: abriendo una cuenta bancaria en cierto banco en Michigan. También entrevista a gente de la National Rifle Association, a integrantes de la Michigan Militia y a varios otros ciudadanos preocupados por la seguridad de sus familias, la cual creen resolver llenando sus casas de armas de fuego cargadas y listas para usarse. Lo cual nos lleva a otra de las tragedias exploradas en la cinta. Un niño de seis años, nativo de Flint, Michigan, robó un revolver de casa de su tio y lo usó al día siguiente para asesinar a una de sus compañeras de clase. Un niño de seis años que se convirtió en el asesino más joven del mundo. Este caso es particularmente importante para la realización de esta cinta. Personalmente, yo creo que fue la razón principal para la realización del mismo. ¿Porqué? Moore nació en Flint, Michigan, y ha dedicado buena parte de su carrera a hablar sobre la problemática del medio oeste norteamericano y particularmente de su pueblo natal. Ese es el caso de sus primeros dos documentales, Roger & Me (1989), y Pets or Meat: The Return to Flint (1992).

Roger & Me nos muestra a Moore tratando de conseguir una entrevista con Roger Smith, Director General de General Motors, cuya planta operaba en Flint y la cual constituía practicamente la única fuente de empleos del pueblo. Moore buscaba averiguar como se sentía Smith sabiendo que al cerrar la planta dejaba a 40,000 personas sin empleo, practicamente acabando asi con la vida de un pueblo entero. Aún cuando Moore nunca consigue la entrevista el documental es un educativo trabajo sobre la mentalidad corporativa en Norteamérica. Asimismo contiene una breve historia de General Motors, su gran crecimiento económico y la decisión de mudar sus plantas productivas a Latinoamérica a fin de abaratar los costos de la mano de obra. Pets or Meat: TRTF es una especie de secuela de ese trabajo. El propósito de la cinta es mostrar el estado de desolación y decadencia que cae sobre el pueblo tras el cierre de la planta de GM, así como mostrar las medidas desesperadas que han tomado los habitantes del pueblo a fin de poder subsistir.

Bowling for Columbine es una obra profundamente personal, y eso es lo que hace de este documental algo tan trascendente. Hay quienes opinan que la labor de un documental es simplemente presentar los hechos sin tomar partido ni marcar tendencias, pero el resultado de un trabajo así es en realidad sería más parecido a una nota informativa o a un reportaje noticioso. Y en el caso de Bowling for Columbine, dado el tema central de el documental, resultaba de vital importancia que el realizador tomara una postura y se mantuviera firme en ella al momento de presentar los hechos. Si bien es cierto que por momentos su manera de valorar algunos factores o hechos resulta simplista y unilateral, como en el citado caso de la entrevista a Charlton Heston, la enorme cantidad de información presentada a cada momento impide que la parcialidad del realizador sea demasiado evidente. Si algunos de los hechos o datos son presentados de manera incompleta o parcial corresponde a la audiencia juzgarlo. Después de todo, Moore tiene la entereza suficiente para responder con honestidad a la pregunta planteada por él mismo con la realización de esta cinta: ¿Porqué? Su respuesta: No lo sé.

En conclusión, independientemente de la postura de cada uno respecto a la violencia en el mundo contemporáneo, Bowling for Columbine es un excelente trabajo de investigación que además resulta entretenidamente educativo, además de representar un interesante retrato de la vida en la nación más poderosa del mundo.
Se produjo un error en este gadget.