lunes, 5 de noviembre de 2018

Guy Fawkes y la Conspiración de la Pólvora

El 5 de Noviembre de 1605 hubo un atentado contra el Parlamento inglés perpetrado por los Conspiradores de la Pólvora. Desde entonces la fecha es conocida en el Reino Unido y algunos de sus antiguos territorios (Australia, Nueva Zelanda, Canadá, y partes de Estados Unidos) como Guy Fawkes Night (la noche de Guy Fawkes) por el más famoso de los involucrados, o como Bonfire Night (La Noche de las Hogueras).

La Conspiración de la Pólvora fue un intento de un grupo de ingleses Católicos por matar al Rey James I junto con su familia, así como a la mayor parte de la aristocracia inglesa y los miembros de las dos cámaras del Parlamento Inglés en un solo acto. Para ello, los conspiradores rentaron un sótano debajo de la Cámara de los Lores, en el viejo complejo del Palacio de Westminster. Durante meses llenaron el sótano con pólvora, reuniendo 36 barriles, casi dos y media toneladas de explosivo que harían estallar el día de Apertura del Parlamento.

Algunos conspiradores temían por las vidas de los católicos que pudieran estar presentes al momento de la explosión, y uno de ellos envió una carta a Lord Monteagle, un respetado católico, para advertirle sobre el peligro. Éste entregó la carta a Robert Cecil, el Secretario de Estado, quien inició una investigación. Los conspiradores, se enteraron de la existencia de la carta, pero decidieron seguir adelante pues al paso de los días parecían seguir sin ser descubiertos.

Guy Fawkes permaneció en Londres para ejecutar el plan mientras sus cómplices huyeron a una provincia a esperar la explosión para iniciar una revuelta católica. La noche del 5 de Noviembre de 1605 un grupo de agentes de la ley irrumpió en el sótano, donde descubrieron a Fawkes en posesión de una linterna y fósforos. Fue arrestado y torturado hasta delatar a sus cómplices y junto con varios de ellos fue sometido a juicio por traición contra el Rey y ejecutado de acuerdo a las leyes de la época.

Hace unos años, para celebrar sy 400 aniversario, hubo en Inglaterra un especial de TV sobre el frustrado atentado. The Gunpowder Plot: Exploding the Legend (La Conspiración de la Pólvora: Explotando la Leyenda) incluyó la presentación de un experimento para determinar cuales hubieran sido las consecuencias si la pólvora bajo la Cámara de los Lores hubiera estallado.

Se construyó una réplica de la Cámara tal como era en el siglo XVII en una base de la Real Fuerza Aérea (RAF) y la cámara se llenó con muñecos para simular a los asistentes. El experimento determinó sin lugar a dudas que la explosión hubiera matado a todos los asistentes al Día de Apertura del Parlamento.

La explosión tuvo la fuerza suficiente para reducir a escombros los muros de concreto de dos metros de espesor construidos de acuerdo a la descripción hallada en los archivos de la vieja Casa del Parlamento. Los instrumentos de medición colocados para medir la fuerza de la explosión fueron destruidos, y el cráneo del muñeco que representaba al rey fue hallado a gran distancia de su ubicación original, un trono rodeado de cortesanos y nobles. Nadie dentro de un radio de 100 metros hubiese sobrevivido y todos los vitrales de la Abadía de Westminster habrían sido destrozados.

Aún si hubiese estallado sólo la mitad de la pólvora, todos los presentes en la Cámara de los Lores y sus alrededores habrían muerto. La fuerza de la explosión sorprendió incluso a expertos en detonaciones, y la destrucción fue tal que el plan original de buscar los restos de los muñecos para determinar el daño y analizar la posibilidad de sobrevivientes a la explosión fue descartado por completo. Si lo desean, pueden ver el especial en YouTube (en inglés, sin subtítulos).

Eb cuanto a Fawkes, fue sentenciado a muerte por el cargo de traición contra la corona. La sentencia por traición era descrita como hanging, drawing and quartering. (Colgar, vaciar y descuartizar). Lo que sigue es una detallada descripción de la forma en que se realizaba la ejecución, así que recomiendo leer con precaución si son muy sensibles.

Los condenados eran transportados hasta el patio del viejo Palacio de Westminster en una estructura de madera que sería usada como horca. Eran colgados pero bajados antes de morir asfixiados para ser destripados en vida. Entonces se procedía a extraer los genitales y las vísceras del cuerpo, siendo el corazón el último órgano en ser removido.

Las entrañas eran quemadas frente el rostro del condenado, quien luego era decapitado. El resto del cuerpo era cortado en cuatro partes (literalmente, 'descuartizar', cortar en cuartos), las cuales eran sancochadas junto con la cabeza para evitar su rápida descomposición, siendo entonces colocadas en lugares públicos de la ciudad como advertencia para otros potenciales traidores. Las autoridades inglesas siempre se han tomado su trabajo muy en serio.

La idea de mutilar el cuerpo era extender el castigo más allá de la tumba. La creencia católica de la época era que, llegado el día del juicio, sólo aquellos muertos que hubiesen sido enterrados con el cuerpo entero y en una pieza podrían levantarse ante Dios. Esa es la misma razón por la que las tumbas en los cementerios eran colocadas de modo que los pies apuntaran al este, para permitir que el difunto se levantara de cara a Dios. (¿Qué no el Sol era la representación de Dios sólo en las religiones "paganas"?).

La ejecución por colgar, vaciar y descuartizar fue puesta en práctica por Edward I como parte de su intento por mantener a Bretaña unida. Una ejecución como ésta es parcialmente presentada en Braveheart (Corazón Valiente, 1995), pues fue como murió William Wallace.

Guy Fawkes no fue la figura central de la Conspiración de la Pólvora, pero siempre se le ha asociado con ella pues fue el único arrestado en el lugar. Pero ni siquiera la tradición de quemar su efigie era así. Durante el siglo XVII la Noche de las Hogueras implicaba quemar una efigie del Papa, quien también es mencionado con poco afecto en una canción tradicional alusiva al incidente. Fawkes también es asociado con la figura del traidor, pero el cinismo británico ha llevado a que su le use también para hacer chistes sobre el gobierno. Es común escuchar a la gente decir que Guy Fawkes ha sido "la única persona en entrar al Parlamento con intenciones honestas".

El impacto cultural de la figura de Guy Fawkes sigue vigente hasta nuestros días, aunque la mayoría de la gente desconoce su historia. Para conmemorar la fecha del presunto atentado la gente se reúne alrededor de fogatas y hay espectáculos de fuegos artificiales. En algunas partes se acostumbra también prender fuego a efigies representando a Fawkes, conocidas como guys. Suelen estar hechas de papel y tela y tienen una máscara de aspecto grotesco, razón por la que pronto se extendió el uso de la palabra para referirse a cualquier persona de aspecto grotesco o vestida de forma peculiar. En nuestros días guy se utiliza para hacer referencia a cualquier persona de sexo masculino.

Alan Moore y David Lloyd crearon V for Vendetta, novela gráfica que muestra una Inglaterra gobernada por un régimen fascista donde hace su aparición V, un anarquista decidido a derrocar al gobierno, quien porta una máscara de Guy Fawkes a manera de disfraz. 


El arte del album God Save the Queen del grupo The Smiths incluye un grabado con la leyenda "Guy Fawkes was a Genius" (Guy Fawkes era un genio) y más recientemente, Fawkes, el fénix que aparece en las novelas de Harry Potter, fue nombrado así en honor a Guy Fawkes, y hay quienes han buscado paralelos entre los Conspiradores de la Pólvora y La Orden del Fénix en esa serie de novelas.

El famoso verso popular sobre la fecha data de finales del siglo XIX, y con eso cierro esta extensa explicación.
Remember, remember!
The fifth of November,
The Gunpowder treason and plot;
I know of no reason
Why the Gunpowder treason
Should ever be forgot!
 
Guy Fawkes and his companions
Did the scheme contrive,
To blow the King and Parliament
All up alive.
 
Threescore barrels, laid below,
To prove old England's overthrow.
But, by God's providence, him they catch,
With a dark lantern, lighting a match!
 
A stick and a stake
For King James's sake!
If you won't give me one,
I'll take two,
The better for me,
And the worse for you.
 
A rope, a rope, to hang the Pope,
A penn'orth of cheese to choke him,
A pint of beer to wash it down,
And a jolly good fire to burn him.
Holloa, boys! holloa, boys! make the bells ring!
Holloa, boys! holloa boys! God save the King!
Hip, hip, hooor-r-r-ray!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario