lunes, enero 17

10 años de Wikipedia

El pasado sábado se cumplieron diez años de la aparición de Wikipedia. Creo que ni siquiera Jimmy Wales, su fundador, se imaginaba que su iniciativa de crear una enciclopedia libre, editada y mantenida en línea por los propios usuarios, fuese a crecer tan rápido como lo ha hecho, totalizando actualmente más de 17 millones de artículos en 270 idiomas. Es bastante común escuchar quejas de gente que considera poco confiable la información que aparece en la popular enciclopedia electrónica, pero es un hecho que se trata de recelos mayormente infundados.


Hace algunos años se realizó un estudio auspiciado por la revista Nature para verificar la confiabilidad de la información publicada en el sitio comparada con la de la Enciclopedia impresa más popular y respetada, la Encyclopaedia Britannica. El estudio arrojó resultados sorprendentes al afirmar que en temas científicos Wikipedia era prácticamente igual de confiable que la EB. Britannica cuestionó la metodología del estudio y protestó por la publicación de los resultados, pero no pasó de ahí. Desde entonces han aparecido varios estudios comparativos realizados por diferentes publicaciones y/o instituciones, en los que se ha incluido a otras enciclopedias tanto impresas como electrónicas, incluyendo Microsoft Encarta.

El resultado de la gran mayoría de esos análisis es similar. La confiabilidad de la información que aparece en la Wikipedia es muy similar -y en ocasiones incluso superior- a la que se encuentra en enciclopedias editadas profesionalmente. La mayor queja que se puede encontrar en esos estudios sobre la Wikipedia es el hecho de que algunas entradas están escritas de manera poco clara y en ocasiones mal redactada. Por otro lado, en casi todos los estudios se destaca la capacidad del sitio para realizar correcciones o enmendar errores y omisiones de manera rápida y eficiente.

La mayoría de los quejosos suelen ignorar el trabajo realizado tanto por los voluntarios encargados de supervisar el contenido del sitio como por los robots encargados de detectar los intentos de scam y vandalismo que se presentan con cierta frecuencia. Un artículo que empieza a ser corregido y enmendado cuando se genera una lucha de correcciones suele ser bloqueado mientras se revisa el contenido en busca de que su contenido sea lo más neutro posible.

A fin de cuentas creo que la solución es tratar la Wikipedia del mismo modo que se utiliza cualquier otra fuente de información: como una herramienta de investigación, no como el repositorio de la verdad absoluta o como una fuente irrefutable. En el peor de los casos, creo que la Wikipedia puede ser un excelente punto de partida en cualquier investigación, proporcionando además enlaces a otras fuentes que permiten al usuario expandir sobre el contenido o buscar otros puntos de vista sobre el tema en cuestión. Lo que es un hecho es que se trata de una herramienta que ha contribuido a enriquecer el flujo de la información en la web, lo que es digno de reconocimiento.

Feliz aniversario.
Se produjo un error en este gadget.