viernes, agosto 6

Darth Vader: La voz de un ícono

Star Wars es tema recurrente en este blog y hace algún tiempo que no le deciamos un viernes de video, así que aquí vamos.

Existen personajes cuyo caracter icónico viene del conjunto de características que lo vuelven distintivo, y uno de los casos más claros es el de uno de los villanos más fascinantes jamás creados: Darth Vader. El actor encargado de interpretar a Vader fue David Prowse, pero George Lucas nunca tuvo la intención de utilizar su voz en la versión final de la película. Su marcado acento escocés y el tono poco amenazante de su voz hacían que el personaje resultara mucho menos imponente de lo que lo conocemos. Para muestra, he aquí un extracto del documental Empire of Dreams donde se puede escuchar la voz de Prowse tal como se grabó durante la filmación de la película.




Durante el proceso de edición se utilizó a James Earl Jones para que se encargase de crear la voz que se convertiría en una parte esencial del personaje. Sin embargo, Jones no fue la primera opción de Lucas para encargarse del voice-over. Originalmente Lucas tenía la intención de utilizar a Orson Welles para la voz de Darth Vader, pero finalmente decidió no hacerlo al considerar que la voz de Welles era demasiado conocida y eso jugaría en contra del personaje. Para quienes no la conozcan, aquí una pequeña muestra de la voz de Welles dando vida a otro icónico personaje: The Shadow.




La importancia de la voz de un personaje no puede menospreciarse. No se trata de buscar a alguien grande y amenazador para que el personaje resulte intimidante, si no que es necesario contar con alguien capaz de poner intención y personalidad detrás de cada palabra, lo cual hace del trabajo de James Earl Jones algo tan importante, además de representar un acierto absoluto de parte de Lucas y sus co-productores. ¿Se han preguntado como podría haber sonado Vader con, por ejemplo, la voz de Arnold Schwarzenegger?




Y eso, señores, es otra de las razones por las que Darth Vader patea traseros... mucho más que el Terminator.

¡Feliz fin de semana!
Se produjo un error en este gadget.