viernes, 10 de julio de 2009

Nikola Tesla

Hoy, 10 de julio, se celebra el aniversario del natalicio de Nikola Tesla, uno de los científicos más importantes en el desarrollo de la civilización actual y una de las figuras más enigmáticas y misteriosas de la cultura popular de los últimos dos siglos.

No me parece correcto llevar tantos años trabajando en este blog y nunca haber dedicado siquiera unas líneas a este extraordinario inventor y visionario de origen serbio que en años recientes ha cobrado gran notoriedad y ganado reconocimiento por su trabajo.

Tesla nació en 1856 en Smiljan, Vojna Krajina, territorio ubicado en la actual Croacia pero en aquel entonces perteneciente al Imperio Austríaco. Estudió en el Instituto Politécnico Austriaco en Graz, Austria, y aunque algunas fuentes señalan que se graduó, los papeles oficiales de la Universidad indican que abandonó sus estudios durante el tercer año.

Su padre lo convenció de asistir a la Universidad de Praga, pero la abandonó tras solo un año, poco después de la muerte de su padre. Se mudó a Budapest, donde trabajó en varias compañías como asistente de ingeniero hasta convertirse en ingeniero en Jefe y Electricista principal de la Compañía Nacional Telefónica de Hungría.

En 1882 se mudó a Paris, Francia y entró a trabajar en la Continental Edison Company, donde su trabajo consistía en reparar, modificar y perfeccionar equipo de la compañía. Dos años después viajó a los Estados Unidos con una carta de recomendación dirigida personalmente a Thomas A. Edison, quien lo contrató como un simple ingeniero eléctrico. Su capacidad lo llevó a ir escalando puestos hasta convertirse en parte importante del equipo a cargo de resolver los principales problemas técnicos de la compañía.

Su enemistad con Edison surgió al trabajar para él. Según parece, Edison lo retó a intentar resolver las fallas de diseño y construcción de sus generadores de corriente directa, y le ofreció un pago de 50,000 dólares si podía hacerlos funcionar. Tesla lo logró, pero al inquirir a Edison por su pago, éste le dijo que había sido una broma y se rehusó a pagarle.

Su salario en aquel entonces era de 18 dólares a la semana. Molesto por las mentiras de Edison, Tesla solicitó un aumento a 25 dólares semanales y cuando le fue negado, renunció. A fin de mantenerse, trabajó un tiempo como obrero y ahorró lo suficiente para embarcarse en otro proyecto, iniciando su trabajo con corriente alterna. En 1886 formó su propia compañía, Tesla Electric Light and Manufacturing , pero los inversionistas lo despidieron al no estar de acuerdo con sus planes para construir generadores de corriente alterna. De ahí fue a trabajar para la Westinghouse Electric Light and Manufacturing Company, donde contaba con la confianza y apoyo de George Westinghouse. Durante ese periodo desarrollo la suficiente autonomía económica para montar nuevamente un laboratorio y poder trabajar de lleno en sus proyectos propios.

Se estima que a lo largo de su vida Tesla diseñó o desarrolló más de 700 aparatos, muchos de los cuales a la fecha permanecen inéditos. Algunos de sus inventos sentaron las bases para avances tecnológicos que a la fecha son parte de nuestra vida cotidiana, como la corriente alterna, la radio, la bombilla sin filamento, el radar, los rayos X, las lámparas fluorescentes, el control remoto, las comunicaciones inalámbricas, la transferencia de energía sin cables o la transmisión de imágenes y videos por medios inalámbricos.

En años recientes se ha empezado a reconocer a Tesla como una de las figuras más importantes para el avance tecnológico durante el siglo XX. El día de hoy Google publicó uno de sus famosos doodles temáticos dedicado a conmemorar el nacimiento de este brillante inventor.

Y para no desentonar con nuestra costumbre de cada viernes, les comparto algunos videos, en esta ocasión relacionados a la figura y obra de Nikola Tesla.

El primero es una demostración del uso de los Zeusáfonos, una variante de las populares "Bobinas Tesla" utilizado para reproducir música. En este caso, La Marcha Imperial, de Star Wars.


Este otro es de alguien que decidió sustituir el amplificador de su guitarra con una Bobina Tesla. Como él mismo lo dice: ¡250,000 voltios de distorsión!


Finalmente, un documental sobre Nikola Tesla.


¡Feliz fin de Semana!