lunes, mayo 11

Confusa etimología

Hace algunos días, en las páginas de un semanario gratuito que dejaron olvidado sobre el mostrador en el trabajo, me encontré con un cintillo dedicado a definir algunos conceptos de uso frecuente en las últimas semanas, donde la primera definición me llamó lo atención por la extraña etimología que señalaba. A la derecha pueden ver la imagen. Dice:
Influenza. (Del francés grippe.)
¿Uh? No entendí. Al pie del cintillo se citaba la fuente de las definiciones: la Real Academia Española de la Lengua. Eso llamó aún más mi atención, así que me dirigí a la computadora para visitar el sitio de la RAE, donde la búsqueda de Influenza, tras señalar que deriva del italiano influenza, me dirigió a Gripe. Ahí pude constatar que, efectivamente, gripe deriva del francés grippe.

¿Qué pasó entonces? Aparentemente alguien decidio saltarse un paso, lo cual no está del todo mal, siempre y cuando se revise el texto para evitar confusiones similares. En vez de haber publicado el texto como apareció (abajo pueden ver la imagen completa y al dar click verla más grande) debieron haber puesto:
Influenza. Gripe (del francés grippe). Enfermedad epidémica aguda, acompañada de...
Aunque tal vez sea solo yo. Total, si todo mundo en toda clase de ocupaciones utiliza mal el lenguaje y redacta pobremente, ¿Por qué no habrían de hacerlo también los periodistas? Aunque un vistazo al contenido y enfoque editorial de El Periódico (¡Que original!) me hacen pensar que a los editores puede no importarles demasiado. Digo, ¿Qué tantos periódicos publican artículos que incluyen opiniones personales y reflejan descaradamente ideologías políticas tendenciosas y los firman como "La Redacción"? Uno publicado por Periodismo desde la izquierda AC, claro.
Se produjo un error en este gadget.