martes, abril 14

Yeti homenajeado en escultura siberiana

La búsqueda de monstruos legendarios y criaturas míticas siempre ha gozado de gran popularidad en diversas partes del mundo, y la reciente atención que le ha prestado a cazadores e "investigadores" profesionales en medios de comunicación que anteriormente eran considerados como serios y confiables, como los canales de tv de paga History Chanel o Discovery.

Una de las criaturas más buscadas es el Yeti, también conocido como el Abominable Hombre de las Nieves, cuya búsqueda se intensificó en los últimos meses en las montañas de Siberia, donde múltiples reportes de avistamientos provocaron la organización de una expedición "científica que, como era de esperarse, no rindió fruto alguno. Curiosamente los organizadores culpan al mal clima (¿en serio? ¿en Siberia durante el invierno? ¡qué sorpresa!) y a la interferencia de curiosos y "amateurs" que pudiesen haber destruído evidencia y pruebas en los alrededores de la Cueva Azasskaya.

Afortunadamente los residentes de la pequeña aldea de Sheregesch, en la región de Kuzbass, en el Oeste siberiano, que es una de las más próximas a la cueva en cuestión, han decidido tomarse las cosas con la seriedad que merece el tema y encargaron una escultura de dos metros y medio del Yeti para ponerla a la entrada de la aldea. Pero lo que realmente hace que este Yeti sea original e interesante, es la tabla de snowboard que porta bajo el brazo. De acuerdo con Andrei Lubchenko, uno de los escultores, la idea es que su Yeti no sea tenebroso, si no amable y amistoso, "como un deportista gigante". Es bueno saber que hay gente que ha entendido la naturaleza real del Yeti: una fantasía que puede convertirse en una lucrativa atracción turística.

Fuentes: Life.ru y Mosnews
Se produjo un error en este gadget.