miércoles, enero 21

Ateos y Cristianos

Parece ser que los británicos se toman demasiado en serio sus creencias religiosas. Hace varios meses inició una campaña publicitaria promovida por el sitio web JesusSaid.org, consistente en anuncios publicitarios en los costados de los autobuses londinenses. Los anuncios en cuestión simplemente contenían el texto "When the son of man comes, will he find faith on the earth?" ("Cuando llegue el hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?" - así, todo en minúsculas) y la dirección web del sitio arriba mencionado. Al explorar el sitio uno se encontraba con las advertencias alarmistas comunes entre los fanáticos religiosos, normalmente citas de la Biblia que advierten cosas como que, si no aceptas la palabra de dios, "You will be condemned to everlasting separation from God and then you spend all eternity in torment in hell" (Serás condenado a una eterna separación de Dios y pasarás toda la eternidad atormentado en el infierno).

Esta campaña llamó la atención de Ariane Sherine, una periodista y escritora londinense, quien escribió un artículo al respecto en el diario The Guardian, donde además invitaba a los ateos y librepensadores de la ciudad a donar dinero para un fondo que permitiera el financiamiento de una contracampaña. Jon Worth, un bloguero especializado en temas de política, leyó el artículo y le gustó la idea, así que promovió la moción para la colecta logrando que casi 900 personas se comprometieran a hacer una donación de £5. Cuando la British Humanist Association se unió a la campaña se creó un sitio para recibir las donaciones del público, recibiendo además la oferta de Richard Dawkins de hacer donaciones que igualaran la cantidad donada por el público hasta un máximo de £5,500, cifra que se convirtió en la meta de la campaña. El total recibido fue de más de £136,000, suficiente para pagar anuncios en autobuses de todo el Reino Unido y en las estaciones del Underground londinense. El anuncio de la campaña es un simple banner con la siguiente leyenda:

Que quiere decir PROBABLEMENTE NO HAYA UN DIOS, ASÍ QUE DEJA DE PREOCUPARTE Y DISFRUTA LA VIDA. El tema me fue recordado al encontrarme la noticia de que en Londres un chofer -creyente, claro- se negó a salir a trabajar en un autobús que portaba el banner en cuestión, y casi de inmediato me encontré una nota en Microsiervos donde me entero que la campaña ha empezado a ser copiada en España, donde la Unión de Ateos y Librepensadores lanzó una versión local bajo el nombre de Bus Ateo, con estos banners:

Estos provocaron una respuesta del Centro Cristiano de Reunión de Fuenlabrada, una Iglesia Evangélica de Madrid, quienes contrataron su propio anuncio, mismo que pueden ver a la derecha de este texto. Resulta de llamar la atención la soberbia y pedantería con que se afirma categóricamente algo que no pueden comprobar, lo cual, técnicamente hablando, podría suponer la posibilidad de recibir una multa por publicidad engañosa. Cabe señalar que la inclusión de la palabra "probablemente" en la campaña británica fue intencional, precisamente para evitar toparse con trabas legales respecto al contenido del anuncio. Sea como sea, creo que este caso puede resumirse utilizando una cita de Voltaire:

La ignorancia afirma o niega rotundamente;
la ciencia duda.

Se produjo un error en este gadget.