martes, abril 29

Oportunidades Microsoft: Cambiate a XP

No es un secreto que la más reciente versión del sistema operativo de Microsoft, Windows Vista, tuvo un recibimiento poco entusiasta y lleno de escepticismos, mayormente a causa de los requerimientos que el sistema exige para operar adecuadamente y a la incertidumbre sobre seguridad y desempeño que acompaña cada nuevo lanzamiento de parte de Microsoft. Ni siquiera la aparición del Service Pack para Vista parece haber ayudado a despejar las dudas sobre la conveniencia de Vista, por lo que muchas empresas prefieren seguir trabajando con XP hasta que aparezca evidencia de que es seguro el cambio.

Microsoft ha ido anunciando largas a la suspensión de soporte para Windows XP, y a pesar de que ha fijado la fecha del 30 de junio de este año como el fin de la vida en anaqueles de ese sistema operativo, muchos analistas consideran que no sería tan descabellado contemplar la posibilidad de que el soporte para esa versión llegue a extenderse lo suficiente como para que los escépticos de Vista puedan saltarse por completo esa versión de Windows, aguantando con XP hasta el lanzamiento de lo que provisionalmente se conoce como Windows 7, la futura versión del sistema operativo de Microsoft actualmente contemplada para su lanzamiento en el último trimestre del 2009 o el primero del 2010.

Las especulaciones sobre una extensión a la vida útil de XP tuvieron ayer un nuevo aliciente, pues los más importantes proveedores de computadoras anunciaron su decisión de aprovechar una cláusula de escape en el programa de Sistemas Operativos de Microsoft para evitar perder clientes que estén renuentes a adquirir equipos con Vista incluído. HP, Dell y Lenovo han decidido aprovechar la característica de "downgrade rights" (derechos de degradado) que viene incluída en las versiones Bussiness y Ultimate de Vista, la cual otorga a los consumidores a eliminar por completo de sus máquinas la más reciente versión de Windows y sustituirla por la más familiar XP de manera totalmente legal.

HP y Lenovo están incluyendo un Disco de Recuperación de XP con los sitemas compatibles, en tanto que Dell se encargará de hacer todo el trabajo, instalando Vista en todos los equipos solo para removerlo completamente y reemplazarlo con XP. De ese modo todos quedan felices: los consumidores compran un sistema que conocen y no está lleno de basura innecesaria, los fabricantes de PCs siguen vendiendo equipos nuevos, y Microsoft puede seguir presumiendo acerca de como los números indican que el rechazo a Vista es exagerado por los medios, pues ahora hasta la gente que se rehusa a usarlo podrá comprarlo y sumarse a esos números.

Aparentemente cambié de sistema operativo justo a tiempo. Imagino que para los millones de usuarios de Windows la continua sobrevivencia de XP son buenas noticias. Ahora solo resta esperar que Windows 7 realmente represente un cambio para los sistemas operativos de Microsoft, pues de otro modo podría verse finalmente amenazada su supremacía en el mercado.

Se produjo un error en este gadget.