jueves, febrero 14

La Casa de Julieta

Romeo y Julieta debe ser la historia de amor más famosa de todos los tiempos en el mundo entero, y aún cuando no existe modo alguno de comprobar de donde obtuvo William Shakespeare la inspiración para escribir su obra, existe un lugar en Verona, Italia, que muchos alegan está relacionado con el posible origen de la misma.

La Casa di Giulietta es una propiedad ubicada en la Via Capello que perteneció por mucho tiempo a la familia dell Capello y algunos piensan que fue parte de la inspiración para la obra del célebre bardo. La similitud del nombre Capello con Capuleto parece ser el factor que dio origen a la idea de que existía una relación. La casa data del siglo XIII y en los años 1930s fue objeto de una magna restauración, durante la cual se agregaron ventanas góticas y un balcón. No lejos de la casa es posible visitar la tumba de Julieta, en el cementerio de San Francisco al Corso, y fue esa tumba la que dio origen a una tradición relacionada con la casa.

En 1937, fue hallada sobre la tumba una carta de amor. Desde entonces, cada año la oficina postal de Verona recibe cada año miles de cartas dirigidas simplemente a "Julieta. Verona, Italia". El ayuntamiento de la ciudad creó el Club Julieta, organización dedicada a contestar todas las misivas. Cada año, el Día de San Valentín, se elige la mejor carta y el autor recibe un premio.

La tradición de las cartas y mensajes de amor pronto se extendió a la casa, la cual tiene las paredes llenas de notas adheribles y cartas pegadas con goma de mascar, además de los mensajes improvisados que algunos enamorados escriben directamente sobre sus paredes. Esto provoca que la casa requiera de una intensiva labor de limpieza cada cierto tiempo, como el mes pasado, cuando el ayuntamiento retiró todas las cartas y recados de las paredes y lavó cuidadosamente todas y cada una de éstas para remover el grafitti.

Preparándose para el Día de San Valentín, este año se decidió apostar una guardia que cuide que las notas no sean pegadas con goma de mascar, además de colocar algunos paneles de madera para que se escriba sobre ellos en lugar de directamente sobre las paredes. De acuerdo con Vittorio Di Dio, encargado de obras públicas de la ciudad, la idea es preservar y promover la tradición al tiempo que se busca mantener la integridad física de la casa. Hace unos años se buscó llevar la tradición al terreno tecnológico, asignando una dirección de correo electrónico y un número telefónico a Julieta. Ninguna de las dos iniciativas tuvo una buena acogida y ambas fueron retiradas. Los visitantes de la casa tienen además otra tradición. Hay una estatua de Julieta en el jardín de la casa, y se considera que es de buena suerte sobarle el seno derecho. Ignoro si el izquierdo se considere de mala suerte o si se supone que es para uso exclusivo de Romeo o cual pueda ser la razón, pero así es la tradición.

La casa se encuentra en el número 23 de la Vía Cappello, en Verona, Italia. Se puede entrar al patio de la casa sin costo alguno, pero para visitar la casa y el minimuseo con objetos de los siglos XVI y XVII que se encuentra en su interior, es necesario pagar una cuota de €3 por persona.

Por cierto... ¡Feliz Día del Lobo Querendón!
Se produjo un error en este gadget.