lunes, octubre 22

Cáncer de mama

Imagino que ya cumplidos dos tercios de este mes de octubre todo mundo debiera estar familiarizado con la idea de que este mes está dedicado, internacionalmente, a tratar de crear conciencia y difundir informaxción acerca del cáncer de mama. Si no es así, supongo que eso habla muy mal de las campañas e iniciativas realizads por PinkRibbon y otras asociaciones similares, con participaciones tan dispares como la de los populares chocolates M&Ms, quienes lanzaron una edición especial de colores rosa y blanco o la Federación Mexicana de Futbol (al menos en apariencia, pues su sitio no menciona nada), donde se promovió una campaña con la Fundación Cima, de quien tal vez algunos recuerden la campaña Favor de Tocar, y Voit, fabricante de balones para la federación que emitió un balón conmemorativo en color rosa.

Sin duda existe confusión y poca planeación en muchas de las actividades realizadas durante este mes. De acuerdo con el mencionado organismo no gubernamental, el día de hoy, 22 de octubre, es conocido como el Día de la Cinta Rosada (Pink Ribbon Day, en inglés), conocido también como el Día Internacional para Crear Conciencia sobre el Cáncer de Mama. Pero en varios periódicos y sitios de noticias en español me topo con que el pasado viernes 19 era el día designado con ese nombre. Independientemente del día que cada quien elija para hacerlo, lo más importante es que la información se difunda y se trate de crear conciencia de lo que es esta enfermedad en la mayor cantidad posible de mujeres.

En La Hoguera decidimos dedicar un pequeño espacio a algunos de los mitos más comunes en relación a esta enfermedad.

Mito: Soy demasiado joven para preocuparme por el cáncer de mama.
Realidad: Si bien el riesgo de desarrollar cáncer de mama se incrementa con la edad, la verdad es que mujeres de todas las edades se encuentran expuestas a este mal.

Mito: Nunca se ha dado un caso de cáncer de mama en mi familia y por lo tanto no tengo de que preocuparme.
Realidad: La gran mayoría de las mujeres a quienes les es diagnosticado cáncer de mama no tienen una historia familiar donde aparezca la enfermedad. Sin embargo, si tu abuela, madre, y/o hermana alguna vez la ha padecido, el riesgo de que la desarrolles es mayor.


Mito: La mayoría de las mujeres a quienes se diagnostica cancer de mama reunían varios factores de riesgo previos a la diagnosis.
Realidad: Todas las mujeres están en riesgo de desarrollar cancer de mama sin importar si tienen o no alguno de los factores de riesgo conocidos. De hecho, la mayoría de las pacientes de cáncer de mama no tenían ninguno de los factores de riesgo de esta enfermedad además de ser mujeres.

Mito: El cáncer de mama se puede prevenir.
Realidad: Aún cuando existe un antiestrógeno llamado Tamoxifen que parece reducir el riesgo de cáncer de mama en algunas mujeres, la causa de este mal sigue siendo desconocida, así que no es posible prevenirla completamente. La clave para sobrevivir al cáncer de mama sigue siendo la detección temprana y tratamiento adecuado.

Mito: Realizar mamografías anuales me puede provocar cáncer por la exposición continua a demasiada radiación.
Realidad: Varios institutos de radiología señalan que los beneficios de las mamografías anuales superan por mucho a los riesgos que representa la mínima cantidad de radiación utilizada por este método de detección y diagnosis.

Mito: No pienso amamantar a mis hijos porque ello podría incrementar el riesgo de desarrollar cáncer de mama.
Realidad: Al contrario. Amamantar puede ayudar a reducir los riesgos de desarrollar cancer perimenopausal de mama.

Esta lista fue compilada de diversas fuentes enlazadas aquí y de algunos artículos del sitio About.com. Pueden hallar más información sobre el tema en los siguientes sitios:
Se produjo un error en este gadget.