jueves, septiembre 27

Necedades deportivas

Hace algún tiempo que no escribo nada de deportes por aquí así que me pareció prudente aprovechar la oportunidad presentada por el caso de Barry Bonds y Marc Ecko.

Hace varias semanas, el 7 de agosto para ser exactos Barry Bonds rompió el record de cuadrangulares -home runs, para los puristas, jonrones para los no tan quisquillosos- de por vida, llegando a 756 y superando los 755 conseguidos por Hank Aaron. Como dato curioso, Mike Baksic, el pitcher a quien le conectó el histórico batazo, es hijo de Michael J. Bacsik, pitcher que enfrentó a Aaron un juego después de que consiguiera su jonrón número 755. En caso de que Aaron hubiese conseguido un cuadrangular en ese enfrentamiento, padre e hijo conpartirían el mmm... honor de haber recibido el jonrón número 756 de otro jugador. La pelota del histórico jonrón de Barry Bonds fue atrapada por Matt Murphy, un joven de 22 años originario de Queens, Nueva York, quien puso la pelota a la venta en una subasta, la cual cerró el pasado 15 de septiembre alcanzando el exorbitante precio de US$ 752,467. El comprador de la bola fue el conocido diseñador de moda Marc Ecko, quien prontamente anunció que dejaría que fueran los aficionados al juego y el público en general quienes decidirían el destino final de la bola.

Antes de explicar la votación, algunos antecedentes. Durante los últimos años Bonds se ha visto involucrado en varios escándalos relacionados con investigaciones sobre el uso de esteroides y sustancias prohibidas. Sus problemas empezaron cuando Greg Anderson, quien fuera su entrenador desde el 2000, fue indiciado y llevado a juicio ante una corte federal en el 2003, acusado de distribuir esteroides entre diferentes atletas profesionales, particularmente algunos beisbolistas de las Ligas Mayores. Bonds fue citado a declarar ante el Gran Jurado y admitió haber recibido un ungüento y un líquido transparente de manos de Anderson, aunque afirmó que éste le había dicho que eran crema para la artritis y aceite de linaza. Sin embargo, los argumentos de la fiscalía sostenían que dos de las formas más populares del esteroide sintético de diseñador llamado THG son conocidas precisamente como "la crema" y "el transparente". Ese proceso judicial era en contra de Anderson así que no hubo ninguna sanción en contra de Bonds, pero a la fecha se rumora que existe una investigación en curso y que en cualquier momento podrían levantársele cargos por perjurio y llevarlo a la corte ahora como acusado.

Como suele ser el caso cuando se trata de celebridades, el status jurídico pasa a segundo plano. La opinión pública ha decidido que es culpable y ese es un estigma que lo acompañará por el resto de sus días. Y, a decir verdad, es bastante notorio que Bonds presentó un crecimiento físico en los últimos años que hace muy difícil pensar que no haya hecho uso de anabólicos y otras sustancias prohibidas. La relevancia que tendría el apoyarse en esos estímulos externos para haber conseguido el record de jonrones no ha pasado desapercibida para los aficionados al beisbol, quienes solían presentarse a los juegos donde participaba Bonds con pancartas donde aparecía un asterisco, con lo cual buscaban señalar que la marca de Bonds en la búsqueda del record se daba bajo la marca de la sospecha.

Volviendo a Ecko, el diseñador abrió un sitio de internet donde los fans pudieran expresar lo que consideraban sería el destino más apropiado para la bola del record. Ecko ofrecía tres opciones: a) donar la bola al Salón de la Fama del Beisbol para su exhibición de manera permanente; b) donar la bola al Salón de la Fama del Beisbol DESPUÉS de marcarla de manera permanente con un asterisco; y c) mandar la bola al espacio abordo de alguna misión espacial.

Como era de esperarse, esto no le causó ninguna gracia a Bonds, quien incluso llamó idiota a Ecko. La votación se cerró el pasado martes 25 y Ecko apareció el miércoles por la mañana en el show Today, transmitido por NBC, para hacer el anuncio oficial de los resultados. De acuerdo al sitio se recibieron más de 10 millones de votos y los resultados fueron los siguientes:
  • Donar la bola intacta: 39%
  • Marcar permanentemente la bola antes de donarla: 47%
  • Lanzar la bola al espacio: 19%
Dale Petroskey, presidente del Salón de la Fama y quien fue entrevistado en el mismo programa, expresó su satisfacción ante la noticia de que el recinto recibirá la bola sin importar si ésta es marcada o no, pues de no haber sido comprada por Ecko no habría forma de que el museo hubiese podido adquirirla, pues se trata de una asociación no comercial y sin fines de lucro. También señaló que el hecho de aceptar la bola marcada no representaba de ningún modo que el museo apoye la teoría de que Bonds ha hecho uso de esteroides.

Finalmente, tanto los Gigantes de San Francisco como Barry Bonds anunciaron la semana pasada que éste último no jugará el próximo año para los Gigantes. Bonds ha dicho que piensa seguir con su carrera pues aún hay varios records que puede superar, pero lo hará en un equipo distinto al que lo ha visto jugar 15 de los 22 años que lleva como profesional.
Se produjo un error en este gadget.