miércoles, febrero 7

Ropa de Campeonato

El domingo pasado se celebró el SuperBowl XLI (si desean más detalles sobre el previo y el resultado del partido, pueden visitar mi blog). Segundos después de finalizado el juego, los jugadores y coaches de los Potros de Indianápolis se paseaban con las playeras y gorras donde se leía "SuperBowl Champions" junto al logo del equipo. Cada año la liga manda hacer 288 gorras y playeras con el nombre y logo del equipo campeón, pero también manda hacer 288 con el nombre y logo del otro equipo. ¿Alguna vez se han preguntado que sucede con esas playeras y gorras?


Un artículo de Lee Jenkins publicado en el International Herald Tribune nos da un poco de información al respecto. En lugar de desecharlas, la NFL dona las camisetas y gorras a World Vision, una organización de asistencia internacional, la cual las distribuye en lugares como Nigeria, Uganda o Sierra Leona, lo que permite a la liga apoyar a una causa benéfica y evitar un trauma al equipo perdedor. La ropa es transportada vía aérea junto con medicamentos y útiles escolares hasta alguna ciudad de esos países, de donde es trasladada hasta alguna aldea donde labora el personal de World Vision, quien distribuye las playeras y gorras en un centro comunitario.

Hace años las cosas funcionaban diferente. En 1991, durante el SuperBowl XXV, faltando segundos para terminar el juego y cuando Scott Norwood se disponía a patear un intento de gol de campo que daría la victoria a los Bills de Buffalo, Eddie White, un vicepresidente de Reebok, la empresa encargada de manufacturar la ropa oficial de la liga, corrió hacia la banda cargando un montón de playeras que habría de entregar a los jugadores de los Bills si el gol de campo era bueno. Pero la patada de Norwood se desvió hacia la derecha, así que White tuvo que dar media vuelta, alejarse a toda velocidad del campo y buscar un contenedor de basura para deshacerse de las playeras. Si el marcador está muy cargado hacia un bando, empleados de Reebok y la NFL empiezan a rondar la banda del equipo que lleva la ventaja, asegurándose de tener las cajas a la mano pero fuera de vista.

La NFL no es la única liga profesional que manda hacer ropa conmemorativa para sus campeones y para los aspirantes de turno. Hace más de 20 años que la práctica se ha difundido en casi todos los deportes profesionales, aunque no todas las ligas disponen del mismo modo de sus excedentes. Las Ligas Mayores del béisbol norteamericano destruyen la ropa correspondiente al finalista, en tanto que la NBA la dona a alguna caridad en otra parte del mundo de un modo muy similar a como la hace la NFL.

Así que, si son fans de algún equipo que ha perdido una final, puede quedarles el consuelo de que en algún lugar remoto, su equipo es celebrado como un auténtico campeón.
Se produjo un error en este gadget.