miércoles, noviembre 29

Legisladores de tercer mundo

Sé que a últimas fechas este sitio parece haberse convertido en algo digno de ser rebautizado como La Hoguera de las Trivialidades, y en parte es porque estoy convencido de que uno no puede vivir todo el tiempo quejándose de todo y prefiero parecer vano que amargado.

Pero lo que sucedió ayer en la Cámara de Diputados pide a gritos ser comentado.

A tres días de que Felipe Calderón tome posesión como Presidente de México, el ambiente de enfrentamiento y tensión en el medio político mexicano está alcanzando tintes ridículos. Tiene menos de diez días que López Obrador se proclamó "presijente legítimo" (¿si porta una banda podemos decir que se "embandó"? O tal vez se trate de una finísima "garbardina" tricolor en la tradición de Cantinflas...) y ya se empieza a ver el resultado de los primeros edictos dados a sus esbir... simpatizantes.

Mientras el líder de la bancada perredista en la Cámara de Diputados aseguraba en su oficina a sus homólogos del PRI y el PAN que no habría ningún incidente el día 1° y que Felipe Calderón podría rendir protesta como Presidente sin problema alguno, sus representados se liaban a golpes y empellones con sus colegas panistas por el "control" de la tribuna.

Y si bien se ha vuelto una tradición que los rijosos y pendencieros sean los representantes del PRD, es necesario mencionar que los panistas se pusieron al mismo nivel. De hecho, el problema empezó cuando un grupo de diputados panistas decidió ocupar la misma antes de que lo hicieran los perredistas, quienes habían amenazado con hacerlo antes del día 1° de diciembre, ejecutando una especie de "ataque preventivo".

A ello siguieron protestas de los perredistas. A las protestas siguieron enfrentamientos que fueron de lo verbal a lo físico y al final hubo cuatro lesionados. Ninguno de los dos grupos ha accedido a retirarse e incluso muchos legisladores optaron por pasar la noche en el Palalcio legislativo, al tiempo que amenazan con quedarse todo el tiempo que sea necesario.

Y yo me pregunto, como lo he hecho antes, ¿Realmente necesitamos a 500 de estos fulanos viviendo de nuestros impuestos? Me parecen demasiados. Algunos medios destacaban que varios diputados habían dormido en sus curules, lo cual no me parece noticia pues es algo que hemos visto en muchas ocasiones a lo largo de los años, incluso en horarios de trabajo o en plena sesión. Resulta triste pensar que estas personas son las encargadas de crear leyes y tomar decisiones sobre la forma en que se maneja nuestro país.

Y pensar que hace días orgullosos despilfarraban más impuestos para decirnos en spots de radio y televisión que sabían ponerse de acuerdo...
Se produjo un error en este gadget.