lunes, noviembre 27

The Departed (Los Infiltrados)

Martin Scorsese ha regresado. Y no lo digo por demeritar algunos de sus trabajos recientes, como The Aviator o Gangs of New York, sino porque no creo ser el único que extrañaba ver trabajos suyos más similares a cintas como Goodfellas o Mean Streets.

Jack Nicholson, Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Martin Sheen, Alec Baldwin, Mark Wahlberg y Ray Winstone integran el impresionante elenco que Martin Scorsese eligió para contar la historia de Collin Sullivan y Billy Costigan, dos jóvenes de origen irlandés con historias diametralmente opuestas y quienes se encuentran encerrados en un laberinto de engaños y mentiras, uno de ellos un criminal nato que lleva la vida de un policía y el otro un policía obligado a vivir como delincuente.

Martin Scorsese es uno de los directores que ayudaron a que las películas de gangsters y mafiosos se convirtieran en uno de los subgéneros más exitosos del cine contemporáneo, y The Departed es una gran forma de gritarle al mundo que no ha perdido el toque.

El guión de William Monahan que se convierte en un juego de el gato y el ratón a dos pistas, con ambos protagonistas tratando de hallar al otro antes de que el otro lo encuentre primero. Scorsese le saca jugo a la a veces exagerada teatralidad de Nicholson para dar vida a Frank Costello, amo y señor del bajo mundo en el sur de Boston, y a la enorme capacidad de sus demás actores para dar vida a los complejos personajes de The Departed. Para algunos resulta exageradamente violenta y melodramática, pero ni siquiera admitir la posibilidad de que así sea demerita el hecho innegable de que se trata de una de las mejores películas del año.

Como de costumbre, más comentarios en Get Out of my Head!
Se produjo un error en este gadget.