lunes, noviembre 21

Tecnología al Servicio de la Educación

No, no voy a hablar del proyecto de educación virtual -literalmente- del gobierno federal que es la Enciclomedia.

Hace algunas semanas Tere escribió acerca de los planes de la SEP para actualizar a los maestros y tratar de disminuir la brecha cultural existente entre los maestros del siglo XX y los alumnos del siglo XXI y como el uso de la tecnología era una parte esencial del proceso.

Por esas mismas fechas me encontré en Engadget una nota sobre KTA Mobile, un proveedor de servicios de telefonía celular que entre su oferta de productos incluye un servicio de suscripción para poder consultar la Biblia en el celular desde cualquier parte dentro de su zona de cobertura, disponible en inglés o español; asimismo, de la existencia de un archivo descargable del texto en inglés contemporáneo convertido a las abreviaturas comunes utilizadas en los mensajes SMS, preparado por la Bible Society, con sede en Australia.

Si bien se podría pensar que no existe relación alguna entre las dos notas, un anuncio de hace algunos días de la empresa británica Dot Mobile, especializada en servicios de telefonía celular para estudiantes, me ha proporcionado el eslabón -¿link?- faltante. La compañía anunció que pondrá a disposición de sus clientes versiones resumidas de algunos clásicos de la literatura en lengua inglesa, presentando en un sólo mensaje de texto un sumario del contenido de cada libro, o bien proporcionando algunas citas célebres de los mismos textos. Por ejemplo, la famosa frase de Hamlet, de William Shakespeare, "To be, or not to be. That is the question", queda resumida de la siguiente forma: "2B? NT2B?=???.”

Como es de esperarse que esta iniciativa encuentre resistencia, Dot contrató para supervisar las traducciones a John Sutherland, profesor emérito de Literatura Inglesa en la University College London, quien presidiera este año al jurado del prestigiado Man Booker Prize. Steven Brabenec, ejecutivo de Dot y responsable del proyecto, espera que sus versiones condensadas sirvan a miles de estudiantes para seleccionar textos o como recordatorio de la trama y algunas citas de los libros utilizados en sus clases.

No se que tan buena sea la idea, dado que del mismo modo que el servicio puede ser una herramienta de apoyo para los estudiantes, puede también convertirse en un pretexto para no tener que leer el libro completo. Y tomando en cuenta los ya de por si bajos índices de lectura entre los jóvenes de todo el mundo eso podría resultar preocupante.
Se produjo un error en este gadget.