sábado, noviembre 12

Reactor 105: Un año generando radio de calidad

Hace año y medio escribí un largo y sentido post sobre la desaparición de Radioactivo, la estación de radio que había acompañado mis actividades cotidianas por once años. Algunos meses después comenté la aparición de la revista R & R, producida por parte del equipo de ex-locutores y ex-productores de la estación.

Y hace exactamente un año Santiago anunció la aparición de una nueva propuesta con la que regresaría a la radio buena parte de ese equipo creativo bajo el cobijo del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), rebautizado por el staff de la estación como Instituto Mexicano del Rock, además de usar las siglas como Inteligente Manera de Escuchar Radio. Así, el 12 de Noviembre de 2004 inició sus transmisiones Reactor 105.

Recuerdo que había opiniones encontradas respecto a la decisión de cerrar Orbita FM para reemplazarla con un proyecto basado mayormente en lo que alguna vez fue Radioactivo. Algunos puristas pseudonacionalistas se quejaban de que con esa decisión desaparecería totalmente de la radio mexicana el rock hecho en México, pues seguramente los "malinchistas de radioactivo" programarían únicamente musica en inglés. Y estaban equivocados. No sólo la estación ha dedicado espacios a apoyar al rock en español, no sólo mexicano, sino también de España y Sudamérica, sino que ha logrado algo que Orbita y su política de "si es mexicano tiene que ser chido" nunca pudo hacer. Crear una verdadera audiencia para el rock en español.

Un atinado trabajo de programación por parte de Raul David Vazquez, "Rulo" y el departamento de programación de la estación ha permitido que grupos independientes salgan del anonimato y consigan contratos de grabación, o que bandas de Guadalajara o Monterrey tengan una base de fans más grande en la Ciudad de México que en sus ciudades de origen, y tal vez el ejemplo más claro sea el de Los Abandoned, grupo integrado por chilenos y mexicanos con base en Los Angeles, California, quienes tienen más presencia radial en el DF que en cualquier otra ciudad. Y la existencia de más propuestas musicales a propiciado que empiecen a aparecer nuevos foros para dar a estas bandas exposición en vivo e incluso a la organización de festivales donde se les permite a las nuevas bandas alternar con grupos de mayor trayectoria.

Quizás a un año de iniciar operaciones Reactor aún no logre desarrollar todo su potencial, pero su política de presentar diversidad de géneros y mostrarse propositivos antes que todo ha permitido alcanzar en un corto tiempo un equilibrio que ni siquiera Radioactivo llegó a tener.

Felicidades a todo el equipo de Reactor por este primer año de trabajo y ojalá vengan muchos más.
Se produjo un error en este gadget.