martes, noviembre 8

Camuflaje Artístico

Cuando pensamos en vehículos militares inmediatamente nos imaginamos enormes masas de metal en colores gris, negro o verde seco, pesados aparatos diseñados con resistencia y funcionalidad como prioridades y sin ninguna contemplación estética.

Pero ese no ha sido siempre el caso. Durante la Primera Guerra Mundial los buques británicos y norteamericanos eran víctimas de la efectiva flota de submarinos alemanes y todos los intentos por camuflar las naves habían fracasado. La cambiante apariencia de mar y cielo hacían que ningún diseño resultase efectivo para todo momento hasta que Norman Wilkinson, un oficial naval y artista, propuso pintar los barcos utilizando patrones similares a los usados en uno de los estilos artísticos más populares de la época: el cubismo. Esta clase de camuflaje fue bautizada por los británicos como Dazzle Painting (Pintura Deslumbrante) en tanto que los americanos lo llamaban Razzle Dazzle.


Los operadores de torpedos de los submarinos de la época tenían que apuntar y disparar manualmente, así que un diseño que dificultara determinar la forma, tamaño o dirección de las naves hacía más difícil acertar al blanco. Este camuflaje resultó tan efectivo que pronto las embarcaciones civiles adoptaron diseños similares durante la guerra. Aún cuando los submarinos alemanes recibieron instrucciones de dar prioridad como blancos a las naves con estos diseños, éstas fueron las menos alcanzadas por los obuses germanos.


Después de la Guerra todos los buques fueron repintados a sus colores originales, principalmente porque a muchos de los marinos más tradicionalistas no les hacía mucha gracia comandar o tripular barcos de colores. El subsecuente desarrollo de la aviación militar le quitó todo sentido a volver a pintar los navíos de manera similar, dado que lo mismo que los ocultaba de otras ewmbarcaciones los convertía en blancos muy claros para las aeronaves.

Durante la segunda Guerra Mundial la marina de los Estados Unidos volvió a utilizar el camuflaje Razzle Dazzle en el Pacífico, pero lo hizo sólo hasta que se había asegurado el control de los cielos tras diezmar a la aviación japonesa. Dos ejemplos de este breve regreso son el destructor DD-541 USS Yarnall, y el crucero CB-41 USS Alaska. La aparición de otras tecnologías de guía y detección y de sonares y radares más confiables finalmente hicieron obsoleto tan artístico camuflaje.

Lo que es una verdadera lástima es que en situaciones tan poco deseables como una guerra es cuando más a menudo aflora la creatividad del ser humano. Hay una completa nota sobre el tema en el sitio GoTouring y ahí hay disponibles más imágenes. Recomiendo le echen un vistazo a la comparación entre los planos, una foto y una versión coloreada de la misma foto del buque británico War Clover.

(Hallado en BoingBoing)

Se produjo un error en este gadget.