domingo, noviembre 21

Juguetes no Precisamente para Niños

Desde hace algunos años circulaba por la red un rumor sobre la existencia de juguetes sexuales basados en personajes infantiles. Con la popularidad de los sitios de subasta y sex shops online en constante crecimiento estos rumores pronto dejaron de serlo, ya que dichos productos se encontraban a la venta al alcance de todo poseedor de una tarjeta de credito. Algunos de los artículos más populares provienen de Japón, particularmente aquellos que hacen uso de la imagen de algunas licencias de Sanrio, tales como Hello Kitty o Bad Batz Maru.
Badtz Maru CondomsHello Pussy

Entre estos productos tal vez sea el vibrador de Hello Kitty el que ha alcanzado mayor notoriedad. Incluso en páginas especializadas en juguetes sexuales ha habido artículos dedicados a este producto. Hace algunas semanas apareció en JList un artículo de Peter Payne en el cual se aclara el origen de este artilugio. De acuerdo con Payne, un fabricante de juguetes y accesorios para niños, Genyo Co. Ltd., alcanzó notoriedad en los 90's tras el exitoso lanzamiento de una línea de juguetes que presentaban una imagen diferente de Kitty para cada una de las 47 prefecturas de Japón. Convertidos en uno de los más importantes licenciatarios de Sanrio, Genyo lanzó al mercado un producto que eventualmente sería el acabose para ellos. Un masajeador para hombros y espalda con la figura de Kitty -de acuerdo con Payne eso es lo que dice el empaque-. En un principio el masajeador tuvo modestas ventas en jugueterías y restaurantes familiares, pero a mediados de 1999 algún visionario emprendedor vislumbró otras aplicaciones para este producto. Muy pronto se podía ver al masajeador en innumerables videos para adultos y poco a poco se fue convirtiendo en uno de los artículos más populares en sex shops y en maquinas expendedoras localizadas en los pasillos de diferentes hoteles. Sanrio intentó forzar a Genyo a retirar el producto, pero siendo que este había sido aprobado sin peros por Sanrio, Genyo no tenía la menor intención de renunciar a tan importante fuente de ingresos.

Sin embargo todo cambio un par de años más tarde, cuando las autoridades fiscales decidieron auditar a Genyo por una probable evasión de impuestos. La auditoría reveló rastros de un manejo excesivamente creativo de las finanzas en el cual estaban involucrados el presidente y vicepresidente de la empresa así como el propietario de su planta maquiladora en China. Estos fueron arrestados y Sanrio aprovechó la oportunidad para cancelar todas las licencias de Genyo, así como para requisar todas las existencias y moldes disponibles para destruir todo. De este modo termina uno de los más oscuros episodios en la historia de Hello Kitty. Aún es posible encontrar algunos de estos masajeadores/vibradores en e-bay y algunos otros sitios similares, pero las existencias son cada vez menos y la demanda genera precios muy elevados por estos artículos.

Una muestra más de los peligros de tener empresas con mercadólogos más creativos y menos éticos -aún cuando creo que es parte de la descripción del puesto- que los administradores. Y una llamada de atención para los encargados de aprobar licencias de productos aparentemente inofensivos.
Se produjo un error en este gadget.