domingo, octubre 31

Supersticiones, Coincidencias, Deporte y Política

Hace un par de meses escribí un artículo sobre las supersticiones relacionadas con el viernes 13. Ahora quisiera hablar de otras supersticiones.

Hace algunos días los Medias Rojas de Boston ganaron la Serie Mundial al vencer a los Cardenales de San Luis cuatro juegos a cero. Debo admitir que personalmente encuentro al beisbol como un juego soso y aburrido y no puedo entender como es que cualquier persona de menos de cincuenta años pueda sentarse horas a ver un juego, pero me gusta ver los resúmenes y la selección de las mejores jugadas en los noticiarios deportivos.

Ahora, respecto a lo de la superstición, es necesario hacer un poco de historia. Una de las figuras más legendarias en la historia de las Grandes Ligas del Beisbol estadounidense es George Herman "Babe" Ruth. Ruth era la gran figura de los Medias Rojas hasta que en 1918 el equipo decidió venderlo a los Yankees de Nueva York para poder pagar algunas deudas y la hipoteca del estadio. Desde entonces el equipo de Boston no había podido volver a jugar en una Serie Mundial hasta este año. Popularmente se atribuye esto a "La Maldición del Bambino", como se apodaba a Ruth. Es una tradición en los Yankees el presentar sus respetos ante una imagen del famoso Bambino antes de un juego importante, y hasta ahora parecía haber resultado.

Los especialistas coincidían en que este año Boston tenía mejor equipo que los Yankees y venía jugando mejor. Pero la maldición parecía seguir operando a todo poder y pronto los Yankees se vieron con ventaja de tres juegos a cero. Jamás en la historia del beisbol norteamericano un equipo había podido sobreponerse de una desventaja de tres juegos. Hasta este año. Cuando todo mundo daba por muertos a los Medias Rojas, éstos hicieron lo que parecía imposible y ganaron cuatro juegos consecutivos a los Yankees para ganarse el derecho a disputar el título en la Serie Mundial.

Algunos días antes de iniciar la serie contra los Yankees, la ciudad de Boston tomó una determinación respecto a hacer algo para deshacerse de la maldición. El 10 de Octubre pasado fue demolida la casa de Babe Ruth ubicada en Watertown, a las afueras de Boston. El lugar que ocupaba la vieja casona colonial de tres pisos será ocupado por un conjunto habitacional. Ignoro si dicha casa fuese la repositoria de la maldición del Bambino, o si el derribarla tuvo algún impacto psicológico en los jugadores. El caso es que la maldición parece haber expirado. O quien sabe, tal vez el espíritu de Ruth se molestó ante el anuncio de la directiva de los Yankees de iniciar la construcción de un nuevo estadio y demoler el viejo Yankee Stadium, casa actual de los "Bombarderos del Bronx", y decidió retirar su protección. No por nada dicho estadio es conocido como "La Casa que Babe Ruth ayudó a construir".

Como sea, un historiador local del área de Watertown afirma que no hay relación, pues dicha casa fue adquirida por Ruth al ser vendido a Nueva York. Su esposa no quiso mudarse a la Gran Manzana, así que la compró para ella. Aún cuando sus visitas eran continuas y pasaba largas temporadas en ella, tecnicamente Ruth nunca vivió allí. Pero el mismo historiador comentó antes de la demolición, "...si esto ayuda a deshacernos de la maldición, ¡adelante!, que no quede nada en pie". En fin. Ahora Boston tendrá que aprender a vivir sin la idea de que están malditos y no hay nada que puedan hacer al respecto. Tal vez el vivir sin la maldición sea más duro de lo que imaginan pues se acabaron los pretextos.

Y otro caso curioso, tal vez más de coincidencia bizarra que de superstición en sí, es la relación entre los Pieles Rojas de Washington y las elecciones en los Estados Unidos. Los Pieles Rojas son uno de los equipos más antiguos en la NFL, y desde 1936 tiene una extraña relación con las elecciones presidenciales. ¿De que modo? El resultado del último partido como local de los Pieles Rojas antes de las elecciones pareciera señalar la tendencia de la votación. Las diez veces que han ganado el juego previo a las elecciones, el partido en el poder ha permanecido en la Casa Blanca. Las siete ocasiones en que han perdido dicho juego, el partido de oposición ha resultado vencedor. Mientras escribo estas líneas, los Pieles Rojas están jugando contra los Empacadores de Green Bay y pierden 20 a 7 al inicio del segundo medio.

Por cierto, antes de jugar en Washington, los Pieles Rojas jugaban en el Fenway Park, en Boston, estadio de los Medias Rojas. Ahora bien, Boston está en el estado de Massachussetts. John Kerry, el candidato demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, es senador por dicho estado. Y también en ese estado se encuentra la ciudad de Foxboro, casa de los Patriotas de Nueva Inglaterra, quienes ganaron el SuperBowl a principios de este año. ¿Notan un patrón? ¿Coincidencia? ¿Gran designio universal? No lo sé. Pero los astrólogos de la India afirman que los astros ya han decidido que John Kerry sea el próximo presidente de nuestro vecino del norte.

Habrá que esperar.
Se produjo un error en este gadget.