jueves, octubre 28

De luto

El día de hoy murió el mejor perro que habría podido desear tener.

Me acuerdo todavía de cuando lo trajeron a la casa por primera vez... una cruza entre bijon friese y cocker spaniel, fue el único de entre sus hermanos que no parecía cocker.

Yo no quería tener perro en ese entonces, después de haber tenido gatos por algunos años. Pero mis padres tenían otras intenciones y llegaron con un pequeño can que cabía en la palma de la mano, con una expresión simpática.

Mi cuarto en ese entonces, daba a las escaleras de servicio de casa de mis padres, que llegaban tanto a la azotea, como a la cocina. Y mis padres quisieron que se acostumbrara a estar en la cocina.

Pero no iba a ser así: los aullidos de soledad, resonaban por todas las escaleras llegando hasta mis oídos. Entonces, comencé a meterlo a mi cuarto, para que no se sintiera tan solo.

Y así nació mi amistad, y mi cariño por el Frodo (y si, se llama así por el personaje de las novelas de Tolkien). Como yo era el único de la familia que no había querido tener perro, no me tocó entrenarlo para que se aguantara para ir al baño y esas cosas (que jamás aprendió, si he de ser honesto). Pero en cambio, yo le enseñé a que saltara y a que diera la mano. :)

En mis peores momentos, estuvo ahí a mi lado, para que lo apapachara (y me apapachara a mi mismo). En mis mejores momentos, también andaba ahí.

Hace tres años, cuando salí de casa de mis padres, sentí mucho la falta de Frodo. Tanto, que era lo que más extrañaba de vivir con ellos. Y cuando los iba a visitar, nos daba mucha alegría a los dos reencontrarnos.

Recientemente, por fin las demás personas comprendían el origen de su nombre y lo podían decir bien... ya lo le llamaban "Fodo" "Trodo" o "Lodo".

Después de 14 años, Frodo nos ha dejado.

Gracias chiquito, por haber sido el mejor perro que alguien como yo pudo haber tenido.


Frodo
1990-2004
Se produjo un error en este gadget.