jueves, agosto 12

Sobre las "Propuestas" Noticiosas en la Radio

Después del abrupto desahogo de las frustraciones provocadas por los políticos de nuestro país en los colaboradores de este blog regresemos a asuntos más agradables.

Desde hace varios meses me he quejado en diferentes ocasiones de la pobre oferta de propuestas disponible en la radio de esta ciudad. La competencia entre los diversos grupos radiofonicos y su lucha por posicionarse entre los anunciantes han llevado a un aglutinamiento de noticieros que dificilmente pueden ser diferenciados entre si. Por si no bastase con la gran similitud entre estos noticieros, la gran mayoría de ellos se transmiten a través de diferentes frecuencias al mismo tiempo y poco a poco han ido ocupando la mayor parte del cuadrante.

En medio de todos estos noticieros radiofónicos es difícil encontrar uno que suene diferente. Todos parecen una repetición de los demás. Voces que sin emoción o personalidad se limitan a leer las mismas notas una y otra vez según el formato de cada estación. La única excepción la representan los programas de discusión y análisis, pero estos también han caído en las redes del formulismo y es difícil escucharlos más de dos días seguidos sin hartarse.

Lo que me lleva a una sorpresa que me llevé hace algunos meses.

Seguramente todos recuerdan a Jacobo Zabludowsky, conductor del antiguo telenoticiero 24 Horas. Sé que la gran mayoría de la gente lo recuerda como el rostro de un sistema noticioso que por muchos es visto como el más grande aparato de desinformación que haya pasado por nuestros medios (al menos hasta la aparición de Fox Contigo, Fox en Vivo o de las Pejeconferencias matutinas). Pero la emisión de radio conducida por el Licenciado Zabludowsky es muy diferente. Acido, mordaz y sarcástico, Zabludowsky parece estar mucho más a gusto en una cabina de radio que ante las cámaras. Con toda la experiencia del mundo, Zabludowsky dirige una emisión de dos horas que no se siente ni repetitiva ni tediosa. Aderezando la gran mayoría de las notas con chistes, comentarios anecdóticos o simplemente con una saludable dosis de sarcasmo, el veterano comunicador hace de su programa, De Una a Tres, posiblemente la propuesta más fresca en lo que a radio noticiosa se refiere. Paradójico si tomamos en cuenta sus antecedentes.

Alfredo Domínguez Muro, otro veterano comunicador, es el encargado de la sección deportiva del programa. Pero además de esa responsabilidad Domínguez Muro ha sabido convertirse en el interlocutor indicado para trabajar con Zabludowsky. Cada vez que inicia la sección deportiva ésta tiene como preámbulo un intercambio de comentarios sobre diferentes temas de actualidad, y si acaso el señor Domínguez Muro se encuentra fuera del país siempre resulta de interés los apuntes que recibe de Zabludowsky en lo referente a sitios de interés, comida y bebidas del lugar en turno.

De Una a Tres es posiblemente el mejor noticiero radiofónico en la actualidad. Se transmite de lunes a viernes en el 690 AM y en el 88.1 FM, claro, de una a tres de la tarde.
Se produjo un error en este gadget.